Se complica la situación de la pareja del abogado descuartizado

Sandra Reyes Smidt se negó a declarar el sábado pasado en su indagatoria frente el fiscal de Lomas de Zamora y hoy hallaron ropa ensangrentada y ojotas, que concuerdan con la huella encontrada en la casa de la víctima. Distintas partes del cuerpo fueron distribuidas por las habitaciones de la casa y se investiga si con unos trozos que estaban en la heladera, la presunta asesina alimentaba al perro labrador de la víctima.

Ropa ensangrentada y un par de ojotas que coincidirían con la huella de una pisada encontrada en la escena del crimen del abogado descuartizado en Adrogué complicarían la situación de la maestra tucumana detenida el viernes pasado como presunta autora del asesinato.

Fuentes de la investigación revelaron que los policías de la comisaría de Adrogué y de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Almirante Brown hallaron en la casa de la sospechosa, en Longchamps, estas evidencias que la comprometen aún más en el homicidio del abogado Ricardo Fariña (62). "Hay algunas prendas de vestir que tiene manchas de sangre y estamos seguros, a pesar de que hay que esperar la confirmación del ADN en el laboratorio, de que se trata de la sangre de la víctima", dijo a Télam un jefe policial.

Asimismo, la policía encontró un par de ojotas gastadas que, por el número de talle y la impronta que dejan, se corresponderían con una huella de pisada encontrada en un sector de la casa donde había esparcida cal.

La imputada, Sandra Reyes Smidt (41), se negó a declarar el sábado pasado en su indagatoria frente el fiscal de Lomas de Zamora César Lucero. La docente tucumana fue detenida el viernes luego de que un ex novio suyo que vive en Tucumán declarara en la causa que el 13 y el 14 de julio su ex novia lo llamó para pedirle ayuda porque se había mandando "una macana" al asesinar al abogado.

Los investigadores llegaron a este hombre porque desde el propio celular de la víctima -que no fue encontrado en la escena del crimen y se supone fue robado por el autor del hecho-, había dos llamadas salientes esos días al teléfono del testigo en Tucumán. El celular fue clave en la investigación no sólo para encontrar a este testigo, sino también porque se pudo determinar que con él, la presunta asesina se hizo pasar por la víctima para mandar mensajes de texto con una mentira que justificara la ausencia de Fariña.

Según revelaron las fuentes, en los últimos días, varios amigos, amantes y hasta familiares de Fariña recibieron mensajes de texto desde el celular de la víctima en los que supuestamente el abogado les anunciaba que estaba por hacer un viaje con una chica joven de la que estaba enamorado y a la que había dejado embarazada. "Con esto la asesina ganaba tiempo para poder deshacerse del cadáver. Lo que buscaba con esos mensajes era que el entorno de Fariña no se preocupara por su ausencia y pensara que estaba de viaje con una de sus novias", dijo uno de los investigadores.

De acuerdo a lo que pudo contar su ex novio tucumano en la causa, la mujer habría asesinado a Fariña cansada por las humillaciones sexuales a las que el abogado la sometía. El macabro crimen fue descubierto el martes pasado por la tarde cuando una de las hermanas de Fariña entró a la casa luego de que una vecina que no veía al abogado hacía 10 días, la llamara preocupada.

El torso y la pelvis fueron encontrados en el baño donde los investigadores hallaron también una botella de ácido muriático, según detallaron a Télam fuentes judiciales. La cabeza y las manos estaban dentro de bolsas individuales en un changuito para hacer las compras ubicado en una de las habitaciones.

En todos los ambientes de la casa había cal y bolsas de consorcio negras sin uso tiradas en el piso. En una de ellas, aparecieron parte de las piernas y los pies. Como todos los trozos del cadáver estaban fríos, revisaron la heladera y en el freezer encontraron los muslos trozados y pedazos de carne fileteados, por lo que se investiga si con ellos la presunta asesina alimentaba al perro labrador de la víctima.

Los investigadores determinaron que Fariña era un "mujeriego" -encontraron múltiples videos caseros y fotografías sexuales de mujeres-, y todo apuntó desde el inicio a un crimen pasional.

En la causa constan testimonios que indican que unos días antes del hallazgo, una vecina preocupada por la desaparición del abogado llamó por teléfono a la casa y la atendió una mujer que le dijo que "Richard" -tal como le decía a la víctima-, se estaba bañando. Siempre según fuentes judiciales, otro vecino, unos tres días antes del hallazgo, golpeó la puerta de la casa y desde adentro una mujer le respondió que "estaba todo bien".

Otra línea de investigación era la que apuntaba a un hombre paraguayo que está prófugo desde el año pasado cuando atacó a machetazos a Fariña -y hasta le rebanó la falange de uno de sus dedos-, al enterarse que el abogado se acostaba con su mujer.
Opiniones (0)
24 de septiembre de 2017 | 04:04
1
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 04:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'