Tras un asalto, la Policía no persiguió a los ladrones porque se cayó el Tetra

El atraco sucedió el sábado por la mañana. Tres delincuentes se llevaron el dinero de la caja, también el de una clienta y huyeron en motos. Desde el local llamaron al 911 y se desplazó un grupo de uniformados. Éstos manifestaron a los damnificados que no pudieron perseguir a los delincuentes porque el sistema de comunicación no funcionaba y no tenía cómo recibir instrucciones.

Un asalto ocurrido en una librería de la Sexta Sección puso en evidencia los problemas que todavía tiene el sistema de comunicación policial, Tetra.

El robo sucedió el último sábado alrededor de las 10.30 en la librería Color y Arte, ubicada en calle Fader y Lemos, de la Sexta Sección. Un día antes del Día del Niño, en el comercio también se vendían juguetes, por lo cual el local estaba lleno.

En la puerta se detuvieron dos motos; una de color negra de la que descendieron dos sujetos y otra roja, que conducía otro; todos entre 20 y 25 años.

Ingresaron los tres, estaban armados. Uno de ellos se dirigió hacia una clienta y le sustrajo $500, mientras otro fue hacia la caja y, tras amenazar al dueño, le robó (también) $500 y su celular.

Salieron de la librería, subieron a sus motos y huyeron a toda velocidad. Mientras una empleada llamaba al 911, el propietario del negocio salió a perseguirlos en su Ford Escort, de color celeste.

Los policías llegaron hasta el local y luego de ser informados por la empleada, salieron en el móvil a buscar a los delincuentes.

Pero algo sucedió algo inesperado: se cayó el sistema Tetra y no se podían comunicar con la base de operaciones ni entre ellos. Los uniformados no podían ayudar al comerciante en su persecución y las pocas instrucciones de la búsqueda las realizaron a través del teléfono celular de uno de los policías, según manifestó una fuente judicial. Es decir, el efectivo debió utilizar su teléfono porque la frecuencia policial no funcionaba correctamente, “se entrecortaba todo el tiempo y no entendían (los policías) qué le decían desde el CEO”, explicó la fuente.

Tras el intento de búsqueda de los ladrones, los impotentes uniformados regresaron a la librería. A los pocos minutos llegó el propietario de la misma, y les dijo a los efectivos que había atropellado a los dos delincuentes que iban en la moto negra en calles Godoy y Mitre, de Las Heras.

Agregó que luego de que ambos pegaran contra el parabrisas del Escort y cayeran al piso, se levantaron como rayo, comenzaron a dispararle, subieron nuevamente a la moto y huyeron.

El hombre no fue alcanzado por ningún proyectil, su auto tampoco. De todos modos arriesgó considerablemente su vida para dar con los ladrones que lo asaltaron, tarea que le corresponde al Estado, a la Policía, pero que los uniformados no pudieron realizar por fallas en el sistema Tetra.
Opiniones (3)
23 de septiembre de 2017 | 11:32
4
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 11:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Seguro que iva envuelto en el mapa del delito de jaqueka!!
    3
  2. UN SISTEMA A DISPOSICIÓN DE LOS DELINCUENTES!!!
    2
  3. Les habra faltado el Tetra Brik para perseguir a los delincuentes. Seguramente, los delincuentes sí tenian el sistema.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'