Deportes

Horas decisivas para un fútbol argentino sumido en crisis

En medio de una crisis que pone en peligro incluso la vuelta de la actividad, el titular de la AFA, Julio Grondona, intentará en las próximas horas convencer a los presidentes de los clubes de dar por terminado el contrato con la empresa que tiene los derechos televisivos del fútbol argentino, en una riesgosa jugada que avala el gobierno nacional. El experimentado presidente de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino), quien lleva 30 años en su cargo, está frente a tal vez la jugada más difícil de su gestión.

El experimentado presidente de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino), quien lleva 30 años en su cargo, está frente a tal vez la jugada más difícil de su gestión, como es la de dejar de lado un contrato millonario con la empresa Torneos y Competencias (TyC) para así unirse con el gobierno y dar algo de oxígeno a las arcas de los clubes.

En principio la reunión del Comité Ejecutivo de la AFA estaba prevista para el mediodía del martes en el predio que posee en la localidad bonaerense de Ezeiza (30 kilómetros al sur de Buenos Aires), donde entrena la selección nacional, pero Grondona decidió dar un nuevo golpe de timón y convocó "de urgencia" a una reunión en la mañana del lunes en sus oficinas de Puerto Madero.

Es que tras la ofensiva del presidente de TyC, Marcelo Bombau, quien lanzó una dura acusación al señalar la existencia de un "pacto" entre el titular de la Asociación del Fútbol Argentino y el ex presidente Néstor Kirchner que podría derivar en la ruptura del contrato que su empresa tiene con la AFA hasta el 2014, Grondona pretende apelar a toda su experiencia para desarticular cualquier acción que pueda dejarlo mal parado.

"De pronto, los propietarios de los derechos de televisión nos enteramos de que hay un pacto entre Grondona, no la AFA, sino Grondona con Kirchner. Un pacto que desconocen muchísimos dirigentes. Aparentemente es algo que también conllevaría una suerte de compromiso no sólo del gobierno para la AFA, sino un compromiso o una promesa personal para el señor Grondona, cuyo alcance obviamente no conozco", enfatizó Bombau, quien hoy realizó un raid de apariciones televisivas.

El titular de TyC había citado a los presidentes de los clubes a sus oficinas para el martes, una hora antes de la reunión del Comité Ejecutivo de la AFA, pero ahora Grondona parece haberle ganado de mano.

Bombau dijo que la promesa personal sería una "una especie de compromiso de protección", y resaltó el hecho de que Grondona es además vicepresidente primero de la FIFA y el presidente de su Comisión de Finanzas "y que eventualmente esté en algún pacto con el gobierno se da de patadas con la esencia misma de la FIFA, donde los gobiernos y los Estados no se pueden meter en el fútbol".

Todo comenzó hace varias semanas cuando el gremio de los futbolistas indicó que no permitiría el inicio del torneo Apertura por la deuda que los clubes mantienen con ellos, otras entidades relacionadas con la actividad y los propios jugadores.

Luego Grondona agregó que la AFA no iba a salir en rescate de ningún club, y si bien consiguió más dinero de parte de la televisión, también buscó una ayuda financiera del gobierno, con una secreta reunión con Néstor Kirchner, esposo de la actual mandataria, Cristina Fernández.

La pelea entre los Kirchner y el grupo empresario que maneja el diario "Clarín", con capitales en el mundo del fútbol mediante participación en las señales de cable, suma así un nuevo capítulo.

Bombau salió así al cruce de las versiones que indican una intención de la AFA de quebrar el contrato que tienen con la empresa de televisión para que el Estado se haga cargo de ese negocio, y emita los partidos por la señal oficial (Canal 7).

Actualmente el fútbol argentino recibe 268 millones de pesos (70 millones de dólares), de parte de la televisión, pero el Estado, según Bombau, ofertó 600 millones de pesos (156,6 millones de dólares) para hacerse cargo del negocio.

En medio de esta pelea de intereses, la dirigencia política opositora salió a cuestionar que el Estado se involucre en las transmisiones televisivas y que originen un gasto tan alto.

Luego Bombau apeló al raciocinio de los dirigentes del fútbol argentino para evitar una ruptura del contrato con su empresa, para no provocar "una ola de juicios" que podrían comprometer el patrimonio de la AFA.

Al ser consultado sobre si existía alguna posibilidad de dar "marcha atrás" en el conflicto: "Para nosotros, sí. Primero y principal, se debe respetar el contrato. Lo que no podemos es negociar con una pistola en la cabeza ni competir contra las arcas del Estado. La vuelta atrás depende de la voluntad de los clubes, de la votación del Comité Ejecutivo".

Por ahora, lo único claro es que el fútbol argentino, cuyo Torneo Apertura 2009 debía comenzar el próximo viernes, por ahora navega en aguas turbulentas y sumido en la incertidumbre de una crisis virulenta.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|15:21
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|15:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic