Deportes

Real Madrid vence 3-0 al DC United con doblete de Higuaín

Con dos goles de Gonzalo Higuaín y otro de Arien Robben, el Real Madrid derrotó hoy 3-0 en partido amistoso al DC United de la liga norteamericana de fútbol (MLS).

Previo al choque, se ofreció un minuto de silencio a la memoria de Dani Jarque, capitán del Espanyol, quien falleció el sábado de un ataque al corazón, en un concentrado del equipo en Italia.

Ante una concurrencia récord para la instalación de 72.368 espectadores, el plantel merengue no pudo concretar en la primera fracción, aunque Manuel Pellegrini envió a la grama a superestrellas como el portugués Cristiano Ronaldo, el brasileño Kaká, junto al portero Iker Casillas, Esteban Granero, Alvaro Arbeloa, Pepe y Higuaín, entre otros.

Unos minutos después de regresar de los vestidores, Higuaín marcó el primero en una jugada individual en la que demostró gran talento. Recibió el esférico más allá del centro, avanzó entre varios defensores del United, aprovechó un "hueco" y fusiló con tiro raso al arquero Josh Wicks, de gran actuación en la parte inicial.

Casi de inmediato, Granero filtró un balón por la derecha al recién estrenado holandés Arien Robben, quien sirvió hacia la izquierda a Higuaín para el 2-0. Era el "tiro de gracia" para los jugadores locales, que en lo adelante poco pudieron hacer ante sus más virtuosos rivales.

Los miles de seguidores de los denominados "Galácticos 2.0" se entusiasmaron en los graderíos y comenzaron a corear el clásico "Ole, Ole" ante cada pase o gambeta de los madridistas, que bajaron el ritmo de las acciones, pero con dominio total en la cancha.

Diez minutos más tarde, Robben exhibió categoría y sangre fría al recibir un pase de Pepe. Recepcionó de zurda cerca del área grande. Levantó el balón y cuando el portero sustituto Milos Kocic salió de la cabaña, le puso un "sombrerito" para la diana definitiva del encuentro.

Como ocurrió en el anterior triunfo 5-1 ante el Toronto FC, el Real Madrid convirtió en un espectáculo su presencia en Washington y alrededores. Cristiano Ronaldo, Kaká y los demás integrantes de la franquicia recibieron un cálido recibimiento en el aeropuerto Dulles, dentro del hotel y en cada ocasión en que el público tuvo contacto con ellos

"El Real Madrid mueve mucha gente y estoy feliz de formar parte de este club", dijo Kaká, quien aunque no brilló en la cancha, expresó su satisfacción por ser parte del emblemático plantel. "Me ha faltado el gol, pero me he sentido muy a gusto con el resto de los jugadores".

De acuerdo con los organizadores, las entradas se cotizaron a 105 dólares en los asientos más cercanos al terreno de juego, 95 en la zona media y 85 para las sillas más lejanas.

Aún así, los amantes del fútbol no quisieron perderse una oportunidad de observar al equipo que, entre muchos títulos, ha sido nueve veces campeón de Europa.

Con este partido, el Real Madrid pone fin a su minigira por el continente americano y regresa dentro de pocas horas a España.
En Imágenes