Ediciones Culturales: El asunto es cumplir con la ley

Los aportes al debate sobre el destino del libro en Mendoza continúan. Esta vez, es el escritor Pedro Zalazar quien entrega su visión sobre la falta de legislación referida al mundo de la cultura y, en particular, del libro y de los órganos oficiales con responsabilidades.

Continuando con el debate iniciado en nuestro diario respecto de la presencia o ausencia de políticas culturales relacionadas con el libro en Mendoza, llega el turno de un nuevo escritor, Pedro Zalazar, quien, además, se ha ocupado de estudiar el tema de la jurisprudencia existente al respecto.

En el análisis de este Magíster en Políticas Culturales, en la provincia hay una doble carencia: por un lado de leyes que faltan y, por otro, de leyes que existen y no se cumplen; de hecho, algunas ni siquiera se han reglamentado.

Aquí el listado de notas hasta ahora publicadas:

Inició la serie Sonnia De Monte.

Continuó éste que escribe, Ulises Naranjo.

Siguió el escritor, poeta, corrector y editor Alejandro Frías.

Luego, fue el turno del poeta y librero Carlos Levy.

Finalmente, Julio Rudman salió a decir lo suyo.


Ahora es el turno de Pedro Zalazar, quien inicia su aporte con una recomendación de la UNESCO. Es ésta:

“Reconociendo que las artes, en su acepción más amplia y completa, son y deberían ser parte integrante de la vida y que es necesario y conveniente que los gobiernos contribuyan a crear y mantener un clima propicio a la libertad de expresión artística, sino también las condiciones materiales que faciliten la manifestación de este talento creador.

“Dado que la obra de arte no debe considerarse como bien de consumo ni como inversión, se invita a los Estados Miembros a estudiar la posibilidad de suprimir los impuestos indirectos sobre el precio de una obra de arte o de una representación artística a nivel de su creación, su difusión o su primera venta, en beneficio del artista o el desarrollo de las artes. (*)

(*) Párrafos de la Recomendación Relativa a la Condición del Artista aprobada por la UNESCO en 1980 y ratificada por la Nación Argentina como Pacto Internacional por ley 24.269 del 15/12/1993.


De barba, Pedro Zalazar, aquí junto al músico Javier Rodríguez.

 

Ahora, transcribimos, textuales, los interesantes dichos de Pedro Zalazar:

“Hay que considerar que la ley 5864 – 23/7/1992: Creación Organismo Ediciones Culturales de Mendoza, -y estoy convencido que en esto mucho tuvieron que ver las comisiones de Hacienda y Presupuesto de ambas Cámaras- es un simple dechado de buenas intenciones, como normalmente sucede con todas las leyes del área de Cultura: Ley 3793 – 26/1/72 Bienal de Artes Plásticas; Ley 4225 – 1/12/77 Bienal de Literatura; Ley 5842 – 23/4/92 Comedia Provincial y Ley 6334 – 4/10/195 Creación del Sello Grabador.

Todas estas leyes están vigentes y no se cumplen e incluso algunas no están reglamentadas.

Entonces uno debe plantearse seriamente para que vivimos en un Estado de Derecho si los funcionarios no cumplen con la Constitución Provincial y Nacional y tampoco las leyes.

Tampoco se respetan y conocen los Pactos Internacionales incorporados a la Constitución Nacional y por ende no se respeta la juridicidad del Estado.

Creo que nuestros políticos y la sociedad toda deben entender que la forma de hacer política es parte de nuestra cultura y lamentablemente el resultado no es muy halagüeño.

Hemos perdido la capacidad de leer y consecuentemente nuestro pensamiento crítico se ha ido atrofiando con el paso de los años. Damos “prioridad” a la seguridad; vivienda; salud y educación, sin entender por qué los problemas se agravan cada vez más; sin comprender que cada vez hay mayor cantidad de gente excluida del sistema porque no saben razonar.

¿Cómo se soluciona esto? Pues enseñando eficazmente a leer a nuestros niños y jóvenes; analizando los textos y desarrollando así el pensamiento crítico y consecuentemente todas las propiedades del cerebro.

¿Cuál es entonces el apoyo que debemos brindar a nuestros escritores, más allá del hecho artístico-creativo? La difusión de sus obras en escuelas y bibliotecas populares; alentar a los niños y jóvenes a tener su texto amado; lectura en voz alta y silenciosa y juegos teatrales.

Esto no es un capricho. Lo hizo Francia en 1998 y en sólo 2 años, 2 años, acabó con el problema de comprensión de la lectura.

Mendoza necesita una nueva ley de Ediciones Culturales, que no solo contemple la edición de libros, sino y lo más importante su distribución, que como dijimos más arriba, puede comenzar con las escuelas y bibliotecas; universidades y por convenio, con otros organismos del país y el extranjero.

Y por favor, a los señores dirigentes políticos, es hora que pensemos la cultura como parte ineludible del desarrollo humano y no con mentalidad de contador de caja chica.


Pedro Zalazar
Magíster en Políticas Culturales.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|15:00
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|15:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016