Deportes

Schumacher adelgaza y Valencia engorda su esperanza

El alemán adelgazó ya tres kilos durante su preparación para regresar a la Fórmula 1 el 23 de agosto en el GP de Europa, en Valencia. Tras el anuncio de su vuelta, la venta de entradas se incrementaron un 50%.

El regreso de Michael Schumacher a la Fórmula 1 va tomando forma a falta de poco más de dos semanas: el piloto sigue inmerso en su preparación y ha perdido tres kilos, mientras los organizadores del Gran Premio de Europa se frotan las manos al ver el "boom" que ha generado el alemán en la venta de entradas.

Hasta 10.000 tickets se han vendido desde que el miércoles 29 de julio Ferrari anunciara que el elegido para suplir al accidentado Felipe Massa era el icono alemán, el piloto más exitoso de la historia del "gran circo" con siete títulos de campeón.

"Es fantástico para todo el mundo de la Fórmula 1", dijo Bernie Ecclestone, dueño de los derechos comerciales de la máxima categoría del motor, en la edición de hoy de la revista alemana "Motorsport Aktuell".

Y los organizadores del circuito de Valencia ya pueden dar fe de ello. "La venta de entradas se ha incrementado en un 50 por ciento tras el anuncio de Ferrari", aseguraron hoy responsables de la organización del Gran Premio que se disputa el 23 de agosto en el circuito urbano de Valencia.

La "operación Schumacher empieza a rendir frutos". Primero al piloto, que ganará una elevada cantidad aunque se desconocen cifras exactas de lo que cobrará por su regreso.

Luego, a Ferrari, que ve cómo desde hace una semana su nombre monopoliza la información relativa a la Fórmula 1. Sin posibilidades de luchar por ninguno de los dos títulos, la "scuderia" ha encontrado la mejor manera de que se siga hablando de ella.

Y también se benefician los organizadores de los Grandes Premios, en especial el de Valencia, el primero en el que aparecerá el alemán, que quiere pelear con el ciclista estadounidense Lance Armstrong el premio al "mejor retorno del año" tras casi tres años retirado.

Según el circuito de Valencia, se han vendido ya 40.000 de las 75.000 entradas disponibles.

El aforo es menor que el año pasado, el primero del Gran Premio, en el que el éxito fue menor del esperado. El "boom" de Fernando Alonso, motivo principal por el que la Fórmula 1 disputara una segunda carrera en España, se vio minimizado por la crisis económica y por el hecho de que el ídolo español estuviera lejos de la pelea por el título.

Ambos factores se repiten para la carrera del 23 de agosto. Por ello y para solventar problemas de visibilidad, las expectativas fueron en esta ocasión más realistas y se guardará asiento "sólo" para 75.000 personas.

El año pasado las gradas no se llenaron, quedaron entradas en taquilla, la reventa hizo rebajas para recuperar parte de lo invertido y las agencias de viajes ofrecieron dos por uno.

Valmor Sport es la empresa que gestiona el Gran Premio en Valencia y cada temporada, hasta 2015, pagará un canón estimado en unos 26 millones de euros (unos 38 millones de dólares), negociados al alza año tras año.

Por ello, el retorno de Schumacher es un maná.

"La noticia del regreso de Schumacher ha coincidido en la misma semana con la noticia de la posible ausencia del ídolo español Fernando Alonso, con lo que las ventas se han compensado ligeramente", dijo hoy Carlos Moreno Figueroa, director general de operaciones del Valmor Sports, la empresa organizadora.

Moreno confía en que se levante la sanción que pesa sobre Renault y Alonso pueda estar en Valencia. La definición del recurso será sólo tres días antes del Gran Premio, por lo que confían en la venta de última hora. Si Alonso está.

Si el bicampeón mundial no compite, se volverán a repetir las escenas del año pasado: en Internet, en los restaurantes próximos al circuito -junto al menú- y a viva voz se ofrecerán entradas rebajadas.

La esperanza es la presencia segura de Schumacher, que puede atraer más fans de fuera de España.

El alemán está preparándose a conciencia para estar a punto, pese a que no podrá probar el F60 hasta dos días antes del Gran Premio.

"Estoy a pleno preparándome para mi misión. Los primeros tres kilos ya están fuera, ahora se trata de fortalecer mis músculos", dijo hoy el piloto de 40 años en su página de Internet (www.michael- schumacher.de).

Valencia confía en Alonso y en Schumacher. Y Ecclestone también: "Estoy seguro de que no regresaría si no estuviera convencido de que puede rendir".
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|09:28
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|09:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes