Deportes

Caruso Lombardi mantine la linea y se prepara para pelear

El entrenador de Racing, está preparando un equipo combativo, por lo tanto, no habrá grandes variantes respecto del torneo Clausura pasado y el buen juego quedará para otra oportunidad.

Apenas terminó el torneo Clausura, el técnico de Racing se reunió con los dirigentes y le dejó clara su postura, que fue la de mantener la base del equipo que se salvó del descenso directo y de la promoción.

En ese momento la dirigencia le informó que no habría más ventas -ya habían sido transferidos José Shaffer y Franco Zuculini- y el técnico se quedó conforme.

Cuando volvió el plantel de Racing al trabajo el panorama era sombrío, porque había sólo siete profesionales, sin arqueros, y varios juveniles para rellenar.

Con el correr de los días la dirigencia pudo cerrar la continuidad de varios jugadores, como Pablo Lugüercio, Marcos Cáceres, Martín Wagner y Adrián Lucero, y se sumaron nueve refuerzos.

Si bien los nuevos que llegaron no son jugadores de renombre, lo que buscó Caruso Lombardi fue completar el plantel, tener recambio porque en su cabeza estaba decidido  mantener la base del equipo del torneo pasado.

Entonces, pese a que se viene una temporada nueva, pese a que el plantel cambió en casi un 50 por ciento, no habrá un Racing nuevo, sino que seguirá siendo un Racing viejo, el Racing que decidió formar Caruso Lombardi.

"Nosotros contratamos un entrenador y confiamos en su capacidad, en sus virtudes y en las decisiones que toma. Por eso lo apoyamos y tratamos de formar el plantel que él quería", señaló Rodolfo Molina en diálogo con Télam.

Y así ya está casi listo el equipo, con la misma base que en el torneo pasado, pero con otras ambiciones.

"Nosotros aspiramos a pelear arriba, eso es lo que queremos y a eso apuntamos. Sabemos que si miramos para arriba nos olvidamos de lo que pasa abajo", comentó Lugüercio.

Pero para apuntar a la tabla de arriba Caruso Lombardi, siguiendo su visión del fútbol, adelantó que no hará "locuras".

Esto que dice el técnico de Racing significa que Sebastián Grazzini no será titular, que la presencia del enganche en el amistoso de ayer ante All Boys se debió a que Claudio Yacob y Martín Wagner están lesionados, y no hay lugar para otro esquema que no sea el 4-4-2.

Pero este 4-4-2 que propone Caruso Lombardi también podría tomarse con un 8-2, porque las dos líneas de cuatro están bien juntas, la idea es ser compactos, no estar separados y arriba se las tendrán que arreglar, como en el torneo pasado, Lugüercio y Rubén Ramírez.

En los dos amistosos que jugó Racing en Pilar, ante los libres del CEFAR y frente a All Boys, se pudo ver lo mismo que en el torneo pasado, es decir, un equipo aguerrido, en el que corren todos y juegan pocos.

Pero ese esquema y ese plan le dio a Racing más que muchos beneficios, porque de la mano de Caruso Lombardi el equipo de Avellaneda sumó 30 puntos, en 16 fechas.

Entonces, como le gusta a Alfio Basile, la formación de Racing que tiene en su cabeza el técnico saldrá de memoria, más allá de los retoques que hará el entrenador en todos los partidos.
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic