Deportes

Cielo Filho se consagró rey del sprint y Phelps cierra polémica

El nadador brasileño Cesar Cielo Filho se consagró hoy como el mejor sprinter del mundo al lograr el oro en los 50 metros libres, mientras que Michael Phelps dejó en claro quién es el mejor en los 100 metros mariposa al derrotar al serbio Milorad Cavic con récord incluido en el Mundial de natación de Roma.

Filho, que completó el doblete tras su victoria en los 100 hace dos días, se impuso con un tiempo de 21,07 segundos y volvió a relegar a los franceses a los escalones más bajos del podio. Segundo fue Frederick Bousquet (21,21), que fue bronce en los 100, y tercero Amaury Leveaux (21,25).

   "Mucha gente estaba cansada de los 100", explicó el brasileño, que tras quitarse el gorro de baño y las gafas, celebró con una amplia sonrisa su segunda victoria en los Mundiales. "Yo traté de ir lo más rápido posible. Y estoy muy feliz", explicó Filho, campeón olímpico en Pekín en 50 metros libres y bronce en los 100.

   A diferencia del jueves, cuando se convirtió en el primer hombre en bajar de 47 segundos al parar el crono en 46,91, el brasileño no pudo en esta ocasión rebajar el récord mundial de la distancia.

Por su parte, el estadounidense Phelps enterró hoy la polémica desatada en la final de los Juegos de Pekín al imponerse con una marca de 49,82 y mejorar en 19 centésimas el récord mundial que había establecido Cavic sólo un día antes en las preliminares con 50,01. El español Rafael Muñoz se quedó con el tercer lugar con un crono de 50,41.

Por primera vez en la historia se bajaron los 50 segundos. El español Rafael Muñoz se quedó con el tercer lugar con un crono de 50,41.

   Phelps y Cavic protagonizaron en Pekín la final más polémica de los Juegos. Pese a que el estadounidense se impuso por sólo una centésima, el serbio aún cree que el oro se le escapó en realidad por un error técnico y que fue él quien tocó primero la pared.

La estrella estadounidense, ganadora de ocho oros en Pekín, no disimuló su felicidad al estrechar su puño a cielo y luego apuntar hacia su traje de baño.

 En Roma, la prueba estuvo precedida por una nueva polémica: los bañadores de alta tecnología. Mientras Cavic viste uno de Arena, Phelps se niega a nadar con el que le ofrece Speedo y prefiere el tejido permeable tradicional.

"Le compraría un bañador", dijo el serbio en un intento por terminar con las voces que le concedían ventaja por vestir el traje de poliuretano. A Phelps, sin embargo, no le hizo falta y, en carrera de nuevo muy ajustada, adelantó al serbio otra vez en las últimas brazadas. "Sabía que tenía que estar cerca de él tras los primeros 50", dijo.

   "Simplemente eres el más grande", dijo el serbio a su rival tras su derrota, según confesó él mismo nada más salir de la piscina.

La sueca Therese Alshammer se convirtió en la sorpresa de la jornada. La gran favorita al título, defensora del título y recordwoman mundial, se quedó sin medalla en los 50 metros mariposa y sólo pudo ser cuarta. El oro fue para la australiana Maireke Guehrer, que se impuso con un tiempo de 25,48 segundos, por delante de la china Zhou Yafei, plata, y la noruega Ingvild Snildal, bronce.

En los 200 metros espalda, la zimbabua Kirsty Coventry añadió a su título olímpico el oro obtenido hoy en el Foro Itálico de la capital italiana.

   Tras su amarga derrota en el Mundial de 2007, Coventry se impuso con un tiempo de 2:04,81 minutos y mejoró así en 43 centésimas su propio récord del mundo de hace un año. La rusa Anastasia Sujeva fue segunda con 2:04,94, con lo que mejoró en 1,68 segundos la plusmarca europea, en poder de la húngara Christina Egerszegy desde hacía 18 años. El bronce fue para la estadounidense Elisabeth Beisel.

La danesa Lotte Friis ganó los 800 metros estilos con un tiempo de 8:15,92 minutos superando a la británica Joanne Jackson (8:16,66) y la italiana Alessia Filippi (8:17,21). La española Erika Villaecija llegó sexta con un crono de 8:25,97 minutos, mientras que la chilena Köbrich Schimpl clasificó novena con un registro de 8:30,10 minutos.

Por su parte, China se adjudicó la medalla de oro en los relevos 4x100 metros femenino con un récord mundial incluido al obtener un registro de 3:52,19 minutos y superar en cinco centésimas la plusmarca de agosto de 2008 que ostentaban las australiana, que hoy terminaron segundas con un crono de 3:52,58 minutos. La medalla de bronce fue para la alemanas en 3:55,79 minutos.

La chinas ya habían ganado hace dos días los relevos 4 x 200 metros estilo libre con un récord mundial lo que les impidió a las estadounidenses obtener su quinto oro en serie en los mundiales de Roma.

Los Mundiales de natación concluyen mañana con siete finales.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|08:53
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|08:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016