Asalto comando en la empresa de alcohol Inocenti de Dorrego

Tres sujetos armados se alzaron con $10.000. Golpearon a algunos empleados, los ataron y exigieron al dueño de la empresa el dinero. Para la hija del propietario, el robo lo planeó alguien que conoce desde adentro el movimiento de la firma.

La fraccionadora de alcohol Inocenti fue asaltada en la mañana de este miércoles. El atraco fue ejecutado con un plan, según manifestó la hija del propietario de la empresa. Los ladrones actuaron con información precisa de los movimientos de la firma ubicada en Guaymallén.

“Pedían (los ladrones) el dinero de lugares específicos donde suele guardarlo mi papá”, manifestó Silvana Inocenti para argumentar que el robo fue planeado por alguien que trabajó en la empresa.

La fraccionadora está ubicada en calle Pueyrredón al 900, de Dorrego, Guaymallén. Este miércoles, alrededor de las 8.15, llegó a la empresa Mariana Inocenti. En el interior ya estaban seis empleados trabajando, pero los delincuentes esperaban a que ingresara uno de los dueños.

Eso sucedió cuando llegó la hija de Aldo; tocó el timbre, uno de los trabajadores le abrió el portón, y un ladrón le puso a ella un arma en la nuca y la obligó a entrar. Lo hicieron dos más. “Dos estaban con el rostro cubierto y uno a cara destapada”, contó uno de los empleados.

Pero fue Silvana, una de las tres hijas de Aldo, la encargada de relatar todo lo sucedido. Detalló que dos de los delincuentes tenían revólveres calibre 22 y el otro un cuchillo. “A mi hermana (Mariana) la ataron y tiraron al piso; uno se fue para el fondo y ató a cinco empleados, y el que se quedó adelante le pegó una trompada al encargado que es un hombre de unos 60 años que ya sufrió dos infartos. Teníamos miedo de que le pasara algo; por suerte nada malo ocurrió”, continuó Silvana.

También estaba Aldo Inocenti en la fraccionadora y apuntándolo con un arma le dijeron los asaltantes: “Dame las llaves de la Toyota porque queremos el dinero”. Su hija se pregunta, y con toda razón: “¿Cómo sabían que mi padre había deja el dinero en la camioneta?”. La respuesta la dio Silvana de inmediato: “Se trata de algún ex empleado que sabía donde mi papá deja el dinero”.

Incluso, la mujer argumentó que uno de los ladrones le indicaba a su cómplice: “Fijate en el tacho de la basura”. No era una casualidad; Aldo Inocenti solía guardar ahí el efectivo y los cheques, señaló su hija.

Pero debido a que llevaban 20 minutos en el interior de la empresa y estaban por comenzar a llegar los clientes, los delincuentes se conformaron con los $10.000 que tenía el empresario en su camioneta y huyeron.

Inocenti y una de sus hijas desataron a los empleados y llamaron a la Policía. Ante las autoridades judiciales expusieron sus sospechas sobre quién podría ser el “entragador”.

La investigación quedó a cargo de la Oficina Fiscal Nº 8, de Guaymallén.
Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 10:03
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 10:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'