Deportes

Nadal rompió el silencio y habló de su lesión y la separación de sus padres

El español confesó ser un "mar de dudas" a las puertas de su regreso al circuito de la ATP tras superar los problemas sufridos en las rodillas, un retorno para el que aún no tiene fecha aunque admite que le gustaría que se diera en el Masters de Montreal dentro de semana y media.

El tenista español Rafael Nadal admitió ser "un mar de dudas" poco antes de regresar a las pistas tras dos meses parado por lesión, pero advirtió de que su "problema real" son las rodillas y no la separación de sus padres.

"Yo ahora mismo soy un mar de dudas", dijo el ex número uno del mundo en una entrevista emitida hoy por Televisión Española (TVE).

Nadal aseguró que su "ilusión" es regresar al circuito en el torneo de Montreal, que empieza el 8 de agosto, pero admitió que primero debe forzar sus rodillas para saber hasta dónde pueden llegar.

El español habló por primera vez abiertamente de la separación de sus padres, algo que se consideró un factor importante en el mal momento que atravesó el jugador.

Sin embargo, el número dos del mundo aseguró que los problemas en su familia no influyeron en su rendimiento.

"Mi familia siempre fue un gran apoyo en mi carrera. Y estos cambios son algo difícil de asimilar. Pero no es lo que me ha afectado. El problema real eran mis rodillas", aseguró.

Nadal recordó que el alejamiento de sus padres fue hace ya varios meses y que él ganó pese a todo varios torneos. En realidad, el español lamentó sobre todo haber jugado demasiado antes de Roland Garros, donde cayó en octavos de final después de haber ganado las últimas cuatro ediciones.

"No he sabido cuándo parar", dijo el español, que confesó que jugó con dolor en las rodillas desde el primer torneo de la gira europea de arcilla. Pese a todo, ganó en Montecarlo, Barcelona y Roma y llegó a la final de Madrid.

"Llegué demasiado cascado a los dos torneos más importantes para mí", contó. "Quise jugar en Madrid y a toro pasado (a posteriori) creo que fue un error".

Tras caer en Roland Garros, Nadal renunció a participar en Wimbledon, donde también defendía el título, y perdió luego el número uno a manos del suizo Roger Federer.

"Mi objetivo principal no es recuperar el número uno", aseguró. "Mi objetivo principal es estar bien, ser feliz jugando al tenis".

"Ahora me siento preparado mentalmente para volver. Y cuando esté bien, voy a darlo todo", añadió. "Hace un mes mentalmente no estaba preparado, aunque hubiera estado perfectamente de las rodillas, porque fue un mazazo lo de Roland Garros y Wimbledon".
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|07:40
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|07:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes