Deportes

Locura de récords en el Mundial de Natación en Roma

Aunque en el final del día el golpe del alemán Biedermann los dejó en segundo plano, nada menos que ocho nadadores lograron hoy romper el récord de campeonato durante la clasificación de 50 metros pecho en el Campeonato Mundial de Natación.

La tercera jornada del campeonato vio también a la superestrella estadounidense Michael Phelps clasificarse con comodidad para las semifinales de los 200 metros mariposa. Horas después alemán Paul Biedermann le quitaría la sonrisa.

El alemán produjo hoy uno de los grandes impactos de los últimos tiempos en la natación al conquistar los 200 metros libre en los con récord mundial para destronar a Phelps. Biedermann, de 22 años, necesitó 1:42,00 para cubrir la distancia y sumar su segundo oro en Roma tras los 400 libre. Phelps fue segundo.

Más temprano, la jovencísima sueca Sarah Sjostrom, que se convirtió en la sensación del torneo al romper ya dos récords mundiales y ganar una medalla de oro, no logró por el contrario clasificarse para las semifinales en los 200 metros libres.

La nadadora de 15 años acabó los entrenamientos en 1:58,58, muy por detrás de la estadounidense Dana Vollmer, que marcó el mejor crono con 1:55,98. Segunda fue su compatriota Allison Schmitt, a 0,77 segundos.

En los 800 metros libres, el tunecino Ussama Melluli lideró la prueba con una marca de 7:41,82 minutos, seguido por el canadiense Ryan Cochrane, unos dos segundos por detrás. El italiano Federico Colbertaldo ganó su serie con un tiempo de 7:44,29, tercero mejor de la general.

Phelps ganó con autoridad su serie en los 200 metros mariposa, pero quedó dos centésimas por detrás de los 1:54,33 que marcó el polaco Pawel Korzeniowski. El tercer puesto fue para el estadounidense Scott Tyler Clary.

Phelps se mostró feliz con su desempeño: "Sólo quería ganar mi serie, es todo lo que quería hacer". El plusmarquista mundial explicó además su intención de reservar fuerzas para la final de 200 metros libres que se celebra esta noche. "Mi gran carrera es esta noche, los 200 metros libres son el primer evento".

Los nervios jugaron una mala pasada a Clary, que rasgó el traje cuando intentaba ponérselo antes de la carrera. "Me llevó 25 minutos ponerme el traje (...) Mi entrenador me dijo que me calmara y me ayudó a concentrarme en la carrera, así que estoy bastante satisfecho con mi tiempo en esas circunstancias".

La nota destacable de la jornada, sin embargo, fue la alocada sucesión de récords de campeonato que se vivió en las series de pecho.

El irlandés Barry Murphy abrió la veda al lograr un impresionante record en la duodécima serie, que terminó con un tiempo de 27,26 segundos, 12 centésimas menos que la plusmarca del sudafricano Cameron Van den Burgh.

La hazaña de Murphy, sin embargo, duró apenas tres series hasta que el australiano Brenton Rickard logró nadar 11 centésimas más rápido. El récord fue aún más efímero: en la siguiente serie, Van den Burgh volvió a quebrarlo quedando a apenas tres centésimas por debajo del récord mundial del brasileño Felipe Franca da Silva.

Da Silva, que marcó 26,89 segundos este año, se clasificó para las semifinales con el segundo mejor tiempo.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|09:34
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|09:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic