Deportes

Massa evoluciona bien y Schumacher podría reemplazarlo

El siete veces campeón de la F1 podría volver a la competición el próximo mes de agosto en el GP de Europa de Valencia, supliendo así al brasileño, que mejora tras su accidente en Hungría.

El piloto brasileño Felipe Massa ve bien con el ojo izquierdo y puede recibir el alta en diez días, pero aún no se sabe si el accidente que sufrió el sábado le dejará secuelas, en tanto el malemán Michael Schumacher evalúa si será su reemplazante en Ferrari.

"Mi expectativa es que (Massa) pueda salir caminando del hospital, si la recuperación continúa a este ritmo yo no descartaría la posibilidad de que salga en diez días", dijo hoy Peter Bazso, director del hospital militar de Budapest.

Es prematuro afirmar si el piloto de Ferrari sufrirá secuelas del traumatismo de cráneo que sufrió al ser impactado por un resorte de 800 gramos que se desprendió del auto de su compatriota Rubens Barrichelo en las pruebas de clasificación del sábado en el Premio de Hungría, según informó la agencia italiana Ansa.

Massa fue trasladado al Hospital Militar de Budapest, donde se lo sometió a coma farmacológico para evitar movimientos y convulsiones que pudieran repercutir en su cerebro donde se constataron algunas edemas.

"Está pasando cada vez más tiempo despierto, conversando con su familia y sus amigos" y es posible que comience a realizar movimientos dentro de algunos días, afirmó hoy Bazso a la TV pública M1.

"Felipe mejora continuamente y está más alerta que antes, respondiendo correctamente las preguntas en tres idiomas" mientras que "su ojo izquierdo no tiene ningún problema y su vista está bien", destacó Dino Altman, médico personal del corredor.

"Felipe abrió el ojo izquierdo y ve. No hay daño aparentes, el ojo está morfológicamente sano", agregó Altman, aunque se precisarán exámenes más profundos para definir si hay lesiones en el nervio óptico, según aclaró ayer el neurocirujano húngaro Robert Veres.

"Me dio la mano para saludarme y me dijo que no recordaba nada del accidente. ¿El futuro? esperemos a ver cómo reacciona y luego tomaremos nuestras decisiones", expresó Stefano Domenicali, director de Ferrari, tras visitar hoy a Massa.

Altman estimó que sólo podrá volver a entrenarse como piloto dentro de 60 días, por lo que se considera improbable que vuelva a competir este año, en medio de rumores cada vez más firmes que señalan a Michael Schumacher como su eventual reemplazante.

"Si Ferrari acude a Michael, él lo estudiará", dijo Sabine Kehm, portavoz del alemán, siete veces campeón mundial y que a los 40 años se siente en forma para volver a conducir, pese a que hace tres años se retiro.

El propio Schumacher dijo a la revista Bunte, según un adelanto que trascendió hoy en Alemania, que tanto mental como físicamente, "podría tener la sensación de que todavía puedo tener más oportunidades de victoria".

Pero el ex piloto alemán aclaró que jamás recibió una oferta para volver simplemente porque él mismo tomó la decisión de retirarse definitivamente de la F-1, aunque estas declaraciones fueron formuladas antes del accidente de Massa.

Kehm dijo que "normalmente diría que Michael no estaría interesado en volver porque está bien con la vida que lleva, no le falta nada, no extraña, pero ahora es distinto, aunque por el momento se trate de una hipótesis de la cual él no quiere discutir públicamente".

La vocero confesó que no sabe si Schumacher se recuperó plenamente del accidente que sufrió en febrero pasado corriendo en Superbike y que le provocó problemas en el cuello.

Schumacher sigue trabajando como asesor de Ferrari, de la que se retiró como piloto en octubre de 2006, y sólo corrió ocasionalmente en motos.

Para Willi Weber, manager de Schumacher, no existe ninguna posibilidad de que el alemán corrá el próximo GP de Europa, que se celebrará el 23 de agosto en Valencia.

Si Schumacher queda descartado, el italiano Lucas Badoer, quien está contratador como probador también parece excluído porque sufre una leve lesión en la zona intercostal, fruto de un accidente de escasa envergadura.

En lugar de Massa quedaría el catalán Gené, otro de los probadores con chances porque el próximo GP será en España.

Sin embargo, la prensa de ese país dijo ayer que Ferrari podría ofrecerle esa butaca a Fernando Alonso, porque Renault fue suspendida por la FIA y, al menos por ahora, no podrá competir en Valencia.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|12:41
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|12:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016