Deportes

Y un día, Michael Phelps no ganó en una pileta

El alemán Biedermann produjo uno de los grandes impactos de los últimos tiempos en la natación al conquistar con récord mundial los 200 metros libres en los mundiales de Roma, y destronar así al estadounidense.

Con récord mundial incluido, el nadador alemán Paul Biedermann infligió hoy al estadounidense Michael Phelps su primera derrota en el marco del XIII Campeonato Mundial de deportes acuáticos.

Biedermann, de 22 años, necesitó 1:42,00 para cubrir la distancia y sumar su segundo oro en Roma tras el ganado en los 400 libre. Phelps fue segundo hoy con 1:43,22. El bronce fue para el ruso Danila Isotov, con 1:43,90.

"Este momento es como un sueño, es una sensación tan increíble", dijo Biedermann tras pulverizar el récord de Phelps con una mejora de 0,96 segundos y abrazarse con su entrenador, Frank Embacher.

Quinto en los Juegos Olímpicos de Pekín, Biedermann es el primer campeón mundial alemán en los 200 metros desde Michael Gross, que ganó la prueba en 1982 y 1986. Es, además, uno de los únicos campeones mundiales de los 200 y 400 libre. El otro es el ya retirado australiano Ian Thorpe, que logró la hazaña en 2001 y 2003.

Biedermann festejó con llamativa contención su triunfo, apenas apretó un puño. En las tribunas, en cambio, sus abuelos lloraban por la emoción.

Phelps, en tanto, estaba tan perplejo que no felicitó a su vencedor, ubicado en la calle de al lado, y se fue en silencio para preparar su semifinal de los 200 metros mariposa. Recién en el podio el estadounidense felicitó con frialdad al alemán.

Los 200 metros libre son una prueba de prestigio en la natación, y Biedermann se convirtió en el primer europeo en ganarla desde el finlandés Antti Kasvio 15 años atrás, también en Roma.

Su progresión es impactante, muy llamativa, ya que mejoró su tiempo en los 100 metros en 2,7 segundos en apenas un mes.

"Estoy más que feliz, fue una carrera fantástica. Sabía que Michael me sacaría mucha ventaja en los giros, así que mi única posibilidad estaba en vencerlo nadando. Salió bien", celebró Biedermann, que dio muestras de modestia.

"Hay que decir que Michael no está aún en su mejor forma, aún no es el Michael de Pekín", dijo.

Phelps se tomó un largo descanso tras Pekín y cumplió luego una suspensión de tres meses por unas fotos en las que se lo veía con una pipa de marihuana.

Phelps no buscó excusas en Roma. Cuando se le pregunta por los bañadores "high-tech", cuya prohibición se confirmó hoy a partir de 2010, el estadounidense es claro: "Estoy aquí para nadar".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|09:34
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|09:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016