Se posterga el aumento para las tarifas eléctricas para hogares

Las nuevas tarifas estaban previstas para febrero en Buenos Aires, pero ese mes recién comenzará la discusión. En el sector admiten la demora, aunque esperan un aumento retroactivo, de lo contrario el descontento empresario se hará sentir.

Antes que Cristina lo diga (en declaraciones a CNN), las distribuidoras eléctricas ya estaban resignadas a la postergación del aumento de tarifas residenciales. “Será muy difícil cumplir con los plazos de la Revisión Tarifaria Integral (RTI), no creo que el incremento esté vigente desde el 1° de febrero, tal como se prevé en el Acta Acuerdo”, confesaba el martes a la mañana (muchas horas antes de que lo diga la electa presidente) el directivo de una distribuidora. “De todas maneras –agregó–, aunque las nuevas tarifas comiencen a regir más tarde, probablemente sean retroactivas a febrero”, cuenta El Cronista en su edición impresa.

La postergación del aumento se sustenta en varios datos de último momento. La clara declaración de Cristina: “Habrá una revisión tarifaria que se analizará a partir de febrero, en el marco de las negociaciones de contratos con las empresas de servicio”. En el sector eléctrico, esta declaración fue interpretada con ambas miradas, la del vaso medio lleno y medio vacío. “Nunca el presidente Kirchner había mencionado el tema en público, es un avance que Cristina lo haya hecho”, analizó un directivo. “Dijo que en febrero empieza la revisión y no el aumento”, se quejó otro.

Esa fecha para las nuevas tarifas; que surgirían de una revisión integral de costos, inversiones y tasa de ganancia de las distribuidoras; está prevista en la resolución 805/2007 de la Secretaría de Energía. Pero varios hechos conspiran contra su cumplimiento. El más formal, pero importante, es que el ENRE todavía no designó a las consultoras que lo asesorarán sobre cómo efectivizar la RTI, y tras este paso son obligatorias las audiencias públicas: llegar al 1° de febrero es casi imposible.

Pero lo más importante es que hay un hecho macroeconómico de importancia: la relación entre aumentos tarifarios e inflación.

Con los gremios advirtiendo que los incluirán en los pedidos de aumentos salariales, los aumentos de la luz domiciliaria conspirarían contra el Pacto Social. “Si el Gobierno quisiera llegar al 1° de febrero podría hacerlo, pero no parece que así fuera”, admite el directivo de una distribuidora.

Además, a principios de octubre la Secretaría de Energía promulgó una medida que mejora la recaudación de las distribuidoras sin tocar las tarifas. La Resolución 1037 le permitió a Edenor quedarse con los excedentes del Plan de Uso Racional de la Energía Eléctrica (PUREE), que antes eran girados al Estado.

Esta especie de aumento (a cuenta de una revisión integral de costos) le suma a la distribuidora de Pampa Holding alrededor de $ 8 millones al mes, casi un 10% de su recaudación. Se espera que en los próximos días se establezca lo mismo para Edelap y Edesur. “Daniel Cameron se lo prometió a nuestro gerente general, José María Hidalgo”, apuntan desde la eléctrica del grupo Endesa.

En el corto plazo, mejora la caja de las distribuidoras, y además se realiza a cuenta del Monitoreo de Mayores Costos (MMC), que se aplicará sobre las tarifas de comercios e industrias, que ya aumentaron 15%. Suman recaudación sin haber tocado el precio de la energía que pagan los hogares. Lo que para los analistas es una solución económica de corto plazo para las empresas, sin costos políticos para el Gobierno.

Cuando finalmente el aumento llegue a las tarifas domiciliarias, se espera que repita algunas características del aplicado a usuarios mayoristas: será retroactivo y del 15%. “Es como si las tarifas de los hogares fueran un paso detrás de las que rigen para industria y comercio”, explica un directivo del sector. La diferencia estará en que el porcentaje no será universalmente aplicado sino considerando los segmentos sociales.

Desde hace meses, se comenta que las tarifas domiciliarias subirán 5% a 15% máximo en los barrios más humildes y 25% a 30% en los de mayor poder adquisitivo.

Si se posterga nuevamente el aumento de tarifas se aumenta el peligro de que las empresas internacionales que invirtieron en el sector energético argentino, sigan presentando demandas en el CIADI contra el Gobierno, como ya ha pasado cuantiosas veces este año y los anteriores luego de la devaluación.
Opiniones (0)
26 de septiembre de 2017 | 11:01
1
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 11:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María
    26 de Septiembre de 2017
    Devastación en Puerto Rico tras el paso del huracán María