Detuvieron al dueño de un hostel por la "Mafia de las 4x4"

El arresto se produjo en la localidad sanjuanina de Barreal. Se trata de Mauricio Olivera. Había dicho que le alquiló una camioneta al prófugo Guillermo "El Porteño" Criscuolo, quien integraría la banda que robaba rodados 4x4 en Mendoza y en otras provincias del país.

La Policía detuvo a un sospechoso en el denominado caso de la "Mafia de las 4x4", una banda que se dedicaba al robo y adulteración de camionetas de doble tracción en todo el país, y que alquilaban en esta provincia a empresas prestadoras del sector minero.

Se trata de Mauricio Olivera, dueño de un hostel en Barreal, localidad cordillerana ubicada 170 kilómetros al oeste de esta capital provincial, quien mañana será indagado.

Olivera, de 34 años, propietario del establecimiento "Don Lisandro", había dicho que alquiló una camioneta al prófugo, Guillermo "El Porteño" Criscuolo, la que luego de salir a la luz la causa, apareció insólitamente abandonada.

Olivera es por ahora el único detenido en esta causa, luego que la jueza de instrucción de San Juan, María Inés Rosselot, ordenara excarcelar paulatinamente a los 11 sospechosos que habían sido detenidos oportunamente. La investigación tomó impulso el 12 de julio último, cuando la Policía encontró en la Bodega Ansilta, del departamento de Ullúm, una retroexcavadora denunciada como robada en una finca de Lavalle.

Camioneta robada en Mendoza que fue secuestrada en San Juan.

Rosselot dijo que en el allanamiento se encontraron además camionetas Toyota desarmadas, motores y repuestos y "se confirmó que se trataba de vehículos mellizos y autopartes con pedido de secuestro en San Juan capital, Mendoza, Córdoba y Santiago del Estero".    

Por eso -agregó la magistrada- "la investigación siguió en la capital (provincial) y en la Finca Los Caporales de Ullúm por las conexiones que surgieron" y hubo nuevos allanamientos.

En esos operativos, se secuestraron siete camionetas Toyota, dos Chevrolet Silverado, diez motores, motos de 600 y 750 centímetros cúbicos y autopartes varias como cajas de velocidades, llantas, cubiertas, puertas, parabrisas, chasis, butacas y accesorios".

Por su parte, el jefe de Policía, Miguel González, dijo que de las 20 camionetas secuestradas "está confirmado que nueve fueron robadas entre 2006 y este año, todas marca Toyota", y que cinco de ellas se sustrajeron en Mendoza y las restantes en Santiago, La Plata, Campana y Capital.

"Tres están en regla y serán devueltas a sus dueños, y las demás están siendo investigadas por presuntas anomalías en sus números de registros en motor, chasis y autopartes", agregó.

También aparecieron otras dos camionetas abandonadas en un camino cordillerano de Calingasta, y una Ford Ranger fue hallada incendiada en una zona rural de Rivadavia, y se sospecha que sería 'melliza' de una registrada en Tucumán y que los delincuentes la quemaron para eliminar pistas.

También se secuestraron dos Toyota y un motor de un galpón ubicado en Urquiza entre Arenales y Valdivia de la capital provincial, que pertenecerían a la firma minera Semisa.

Esto se suma a la Toyota que apareció en pleno centro de San Juan con las llaves puestas, que era la utilizada por el detenido Olivera, y a otras dos que fueron rescatadas de playas de estacionamiento abandonadas desde hace varios días.

Se presume que el prófugo Criscuolo -intensamente buscado- era el jefe de la banda, y en la Finca Los Caporales y la bodega que administraba en Ullúm, funcionaban dos desarmaderos clandestinos.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 01:37
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 01:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes