Lo golpearon con un bate para robarle la jubilación

Después del ataque, la víctima, identificada como Orfilio Abel González, perdió el conocimiento y despertó horas después, cuando ya estaba internado, donde permaneció en terapia intensiva.

Un jubilado de 70 años fue asaltado por desconocidos poco después de cobrar sus haberes, y para robarle alrededor de 600 pesos le pegaron salvajemente con un bate de béisbol en la cabeza, por lo cual tuvieron que internarlo.
  
Después del ataque, la víctima, identificada como Orfilio Abel González, perdió el conocimiento y despertó horas después, cuando ya estaba internado en el Hospital Gutiérrez de La Plata, donde permaneció en terapia intensiva.
  
González, como consecuencia de la golpiza sufrida, tenía moretones en el rostro, había perdido dos dientes y no recordaba casi nada de la salvaje agresión, según contó el propio damnificado al diario El Día de esta ciudad.
  
El jubilado vive en la zona de Ensenada, y el viernes pasado cobró, como todos los meses, los 600 pesos de su jubilación.
  
Pero apenas alcanzó a gastar una mínima parte en cortarse el pelo: momentos después, cuando se encontraba tomando una copa en un bar del barrio Hipódromo, fue brutalmente atacado por desconocidos.
  
"Un ratón no vive como vivo yo, y sin embargo me dieron una paliza para robarme", señaló González, quien vive en una humilde casa de chapas en la calle Mármol, casi esquina Avellaneda, de Ensenada.
  
Acerca del momento del asalto, recordó: "El viernes cerca del mediodía fui al centro, a cobrar los 635 pesos de la jubilación. Después me fui a una peluquería, para cortarme el pelo y gasté ahí los primeros pesos. A mi edad y viviendo en las condiciones que vivo, cada vez que cobro me quiero dar un gusto, así que fui a tomar una copa a un local de la zona del hipódromo".
  
Luego agregó que "en un momento una mujer me golpeó en la cabeza con un bate, y desde ese momento no recuerdo más nada".
  
"Me desperté horas después en el hospital Gutiérrez. Ni siquiera sé cómo llegué ahí. Me habían robado toda la jubilación, me dejaron varios moretones en el rostro, y me destrozaron la dentadura", agregó.
  
Tras el ataque, el hombre permaneció internado dos días, hasta que el domingo fue dado de alta y no tuvo más remedio que volver a su precaria casilla de Ensenada, sin su mensualidad y con las marcas del violento ataque.
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 15:29
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 15:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'