Deportes

Hungaroring, un circuito lento que exige al máximo a los pilotos

El circuito en el que se celebra el Gran Premio de Hungría, es uno de los trazados más lentos del Mundial de Fórmula Uno debido a la gran cantidad de curvas con las que cuenta.

El circuito de Hungaroring, en el que se celebra el Gran Premio de Hungría, que cuenta con una longitud de 4.381 metros y está localizado a 30 kilómetros del centro de Budapest, se terminó de construir en 1986, el mismo año en el que albergó el primer gran premio del Mundial.

Las características de su pista, repleto de curvas y con un asfalto con poca adherencia por la acumulación de polvo, hace que los adelantamientos no sean frecuentes en esta carrera, que este año será la décima del certamen de 2009.

Así, la suciedad de la pista obliga a los pilotos a no salirse mucho de la trazada que se genera sobre la pista por el paso continuo de los monoplazas debido a la perdida de agarre de los neumáticos que conlleva cuando se intenta adelantar.

Considerado un circuito "de manos" y bastante difícil para los pilotos, la configuración del coche debe buscar que el monoplaza acometa bien la curva lenta y tenga una máxima carga aerodinámica, además de acompañarlo de una buena adherencia mecánica al tratarse de un trazado muy deslizante y lento.

Recientemente, Hamilton comentó que Hungaroring es uno de los circuitos "más exigentes para los pilotos porque te mantiene ocupado toda la vuelta" y lo definió como "un circuito de karts".

"Tiene un montón de curvas y el único lugar en que te puedes relajar es en la recta de salida y llegada, que es muy corta", explicó el campeón mundial, quien también destacó su escasa adherencia, lo que le hace "particularmente difícil adelantar".

Igualmente, Alonso, en su análisis del trazado, dijo que se trata de "uno de los más lentos de la temporada", además de destacar que "estás casi siempre en una curva, de ahí que sea muy exigente tanto en el aspecto mental como en el físico, especialmente si hace calor".

Para la configuración del coche, el español cree que se necesita "mucha estabilidad delante, buena tracción y adherencia para salir bien de las curvas", aunque adelantar en este circuito es "muy difícil", ya que la única oportunidad real que ve es en la primera curva al final de la recta principal, lo que confiere "especial importancia a estar entre los diez primeros en la salida".

Además, al disputarse en la época estival europea, el calor es otro de los factores habituales en Hungaroring, aspecto que dota de mayor dificultad a la conducción y que este año podría tener cierto protagonismo, puesto que la carrera del domingo puede disputarse con más 30 grados de temperatura ambiente, según las previsiones.

Así, el piloto español Pedro Martínez de la Rosa considera que es un circuito "mucho más técnico y difícil de lo que parece cuando hace calor", ya que en estas condiciones es "físicamente incómodo".

Para el catalán, el asfalto de Hungaroring "desliza mucho", aunque califica su evolución durante el fin de semana de "espectacular a medida que va cogiendo goma" con las sesiones de entrenamientos y el resto de carreras.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|18:52
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|18:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic