Deportes

El futbolista boliviano que debutó a los 12 años admira a Messi

Mauricio Baldivieso, el niño que se convirtió el pasado domingo en el futbolista profesional más joven en la historia de la primera división de Bolivia al debutar con 12 años, es hincha del Barcelona y admira al delantero argentino.

El joven futbolista que debutó el pasado domingo con el Aurora de Cochabamba, dirigido por su padre, el ex internacional Julio César Baldivieso, asegura que le gusta "bastante" el Barcelona y que su ídolo es Lionel Messi "por cómo juega", según recogió el diario 'La Razón'.

Mauricio, que debutó como lateral con el número 10, el mismo que luce Messi, reconoció que el apellido Baldivieso en Bolivia "es una responsabilidad", pero aseguró que su padre le dijo que tiene "mejores condiciones que él", por lo que no duda al afirmar que quiere superar los logros de su progenitor.

El precoz futbolista actuó en los últimos diez minutos del partido que el Aurora perdió el domingo (0-1) en su visita a La Paz FC y se disputó en los 3.600 metros de altitud del estadio 'Hernando Siles', de la ciudad sede del gobierno boliviano.

Ese compromiso correspondió a la primera jornada del torneo Clausura, y Mauricio Baldivieso se convirtió en el debutante más joven en la historia de la Liga de Bolivia.

La prensa de todo el mundo destacó el debut del niño con la camiseta número diez, la misma que usaba su padre en la selección boliviana y en los diversos equipos locales y extranjeros en los que mostró su talento.

El joven dice haberse tomado con "tranquilidad" su debut en la primera categoría del fútbol boliviano, así como la gran repercusión que éste ha tenido en la prensa mundial.

"Siempre esperé ese momento, se me dio la oportunidad y lo poco que jugué creo que supe aprovecharlo y, bueno, ahora a seguir", afirmó el niño.

Durante el encuentro, el niño fue derribado por un jugador contrario de La Paz FC, lo que casi provocó incidentes mayores por los airados reclamos de los jugadores del Aurora y su padre que exigieron castigo para el agresor.

Mauricio, que el miércoles cumplirá 13 años, se tomó con deportividad las críticas de los jugadores del equipo contrario que alegaron que el fútbol es para hombres y que "es una irresponsabilidad" poner a un niño para que juegue un partido de la liga.

"Estoy de acuerdo, el fútbol es para hombres y la falta que me hicieron fue parte del fútbol", aseveró.

Su padre y técnico del Aurora, Julio César Baldivieso, desmintió hoy en declaraciones a Efe que, como señalan algunos medios argentinos, su hijo llorase tras esa entrada lo que, a su juicio, es debido a que "obviamente quieren minimizar lo que ha hecho un boliviano".

"Él en ningún momento ha llorado ni va a llorar porque como dicen vulgarmente mi hijo tiene bien puesto lo que ponen las gallinas", aseguró.

Según Julio César, su hijo Mauricio "juega al fútbol desde la barriga de su mamá, hay una ecografía en la que hace una especie de chilena en la barriga de su madre y siempre ha estado practicando ese deporte".

El técnico boliviano defiende el precoz debut de su hijo porque, asegura, "está preparado física y psicológicamente" y adelanta que contará con el para el resto de los partidos del torneo Clausura.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|05:37
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|05:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes