Deportes

Argentina no pudo con Cuba en la Liga Mundial de vóley

El seleccionado argentino cayó en Belgrado ante los caribeños por el hexagonal final del torneo. Con parciales de 25-22, 22-25, 26-24 y 26-24. El viernes enfrentan a Brasil.

Cuba presentó, ante Argentina y en la fase final de la Liga Mundial de voleibol, sus credenciales para volver a la elite y ser una parte de ella, con una victoria inapelable por 1-3 y con la presentación en sociedad de una nueva estrella, Wilfredo León que cumplirá 16 años el próximo día 31.

Cuba comenzó dominando pero a trompicones, fruto de su exceso de juventud y potencia y de su falta de experiencia y control. También cometieron los cubanos errores de bulto. Enfrente, Argentina intentaba meterse en el partido.

Cuba, además, se agarraba a un jovencísimo de quince años, a Wilfredo León, que no sólo fue titular todo el encuentro, sino que fue el mejor jugador y el máximo anotador, con 24 puntos. León no cumplirá los dieciséis hasta el 31 de julio. Increíble.

Con un set abajo, los argentinos salieron dispuestos a aferrarse al partido y lo consiguieron, no sin esfuerzo. La salida de Lucas Ocampo, jugador del equipo español Ciudad Medio Ambiente de Soria, fue fundamental en este sentido al conectar cuatro servicios seguidos que le dieron la vida a su equipo.

Con el marcador igualado, Argentina y Cuba jugaron de poder a poder, en los aciertos y en los errores, hasta que la superioridad física de los cubanos acabó por decantar la balanza.

En el cuarto set, y ya con las cartas sobre la mesa, Argentina siguió tirando de astucia, de estrategia y de intentar que el balón circulara lo más rápido posible. Se parapetaba atrás e intentaba enseñar sus garras a la menor oportunidad.

Cuba, a lo suyo: juego directo, potencia física, ataques letales y bloqueos como paredes de hormigón, altos, muy altos. Sólo la inexperiencia de los isleños permitía que hubiera algunos resquicios que los argentinos se afanaban en buscar.

Cada punto argentino era fruto del trabajo, del esfuerzo, del sudor individual y colectivo. Los puntos cubanos eran directos, sencillos, inapelables, demoledores. Fallos aparte, claro está.

Cuba ganó y presentó sus credenciales a la elite. Habrá que tenerles en cuenta.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|09:40
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|09:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016