Gripe A: las medidas restrictivas se irían dejando progresivamente

Los alentadores índices numéricos de la curva epidemiológica permitirían ir dejando atrás las restricciones más severas, pero en forma paulatina para no dar lugar a un rebrote de la enfermedad, según afirmó el propio ministro de Salud Sergio Saracco. Este miércoles darán a conocer las nuevas decisiones, ya que las medidas tomadas tienen fecha de vencimiento: el próximo viernes.

Con el aliciente de ver como los índices numéricos del comportamiento del virus A H1N1 en nuestra provincia bajan en forma sostenida, el ministro de Salud, Sergio Saracco, aseguró que paulatinamente podrían ir dejándose atrás las medidas restrictivas que tomó el Gobierno, a fin de aminorar el impacto de la enfermedad durante el invernal mes de julio.

Este miércoles tendrá lugar una nueva reunión del Comité Interministerial del gabinete provincial con el Consejo Asesor de Expertos, convocado por la cartera sanitaria, en la que se acordará cuáles serán los próximos pasos a seguir en materia de decisiones oficiales.

Muy probablemente, y según dichos del propio ministro, se extienda el receso escolar y la actividad se demore  una semana más en retornar a la normalidad aunque no se descarta que a partir de la semana que viene se autorice las escuelas y colegios secundarios a que conformen las mesas de exámenes de julio.

Según confirmó el ministro de Salud, no sería recomendado bajar la guardia “de golpe”, en materia de medidas sanitarias, para que el rebrote de la enfermedad previsto para la segunda quincena de agosto no sea demasiado severo.

Para Saracco, los números que indican el comportamiento de la curva epidemiológica son más que alentadores.

“Antes de adelantarse las vacaciones escolares de invierno, las consultas en el hospital Notti eran 700 por día, cuando el promedio de todos los años es de 300, y hoy estamos en un número que no supera las 200”. Esto significa, según Salud, que no sólo se amortiguó el impacto de la pandemia sino que el aislamiento y medidas preventivas tomadas en los hogares mendocinos permitió que se redujeran, además, los índices habituales de otras enfermedades respiratorias.

Por su parte, los registros de internaciones también muestran mejoras. Este último fin de semana se otorgaron casi 50 altas médicas, no se registraron nuevos ingresos y del total de pacientes que se hayan alojados en unidades de terapia intensiva, el 50% corresponde a casos confirmados de bronquiolitis. “Que si bien es una enfermedad más letal que esta gripe, el porcentaje están volviendo a los parámetros normales de cada invierno”, dijo el ministro.

En lo que refiere específicamente a las dispensaciones del retroviral oseltmivir, también caen las cifras. Mientras que la semana pasada cerró con un promedio de 350 recetas diarias –casi 90% a pacientes contagiados directos y el 10% restante a personas con contacto estrecho-, este sábado y domingo se recetaron 200 –también en promedio y con un 75% a pacientes directos-.

A pesar de estos optimistas indicadores, las medidas restrictivas en boliches, bares, pubs, restaurantes y todos los lugares públicos cerrados podrían extenderse unos días, aunque no se descartan algunas concesiones o flexibilizaciones.

Por otro lado, los empleados sanitarios de la provincia se verían beneficiados con este descenso de circulación viral. Quienes podrían ir tomándose vacaciones y licencias no gozadas a causa de la declaración de emergencia sanitaria.
Opiniones (0)
14 de diciembre de 2017 | 12:19
1
ERROR
14 de diciembre de 2017 | 12:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho