Acciones en Estados Unidos abren en alza por optimismo crecimiento económico

La apertura de la bolsa norteamericana fue positiva pero el mercado espera las decisiones de la Reserva Federal que se dará a conocer hoy.
Asimismo, los datos que se publicaron sobre la economía del país han sido beneficiosos y mucho más optimistas de lo esperado.

Las acciones de Estados Unidos abrieron el miércoles con alzas, tras un reporte oficial que apuntó a un fortalecimiento de la economía y que elevó el optimismo de los inversionistas antes de la decisión de tasas de interés de la Reserva Federal.

 

El promedio industrial Dow Jones subía 53,81 puntos, o un 0,39 %, a 13.846,28. El índice Standard & Poor's 500 ganaba 7,22 puntos, o un 0,47 %, a 1.538,24. El índice compuesto Nasdaq avanzaba 11,26 puntos, o un 0,40 %, a 2.827,97 unidades.

 

La economía estadounidense creció en el tercer trimestre a su tasa más rápida desde comienzos del 2006, apoyada en un repunte del gasto del consumidor y en fuertes exportaciones, mostró el miércoles un informe del Gobierno.

 

El Producto Interno Bruto de la mayor economía del mundo creció a una tasa anual del 3,9 % en el tercer trimestre tras haberse expandido un 3,8 % en los tres meses previos, dijo el Departamento de Comercio en su estimación avanzada.

 

Se trata del crecimiento trimestral más fuerte desde una tasa del 4,8 % registrada en los primeros tres meses del 2006.

 

Los economistas esperaban que el crecimiento se desacelerara a un 3 %, en parte porque creían que los consumidores reducirían su tren de gastos ante la caída en los precios de las viviendas. Sondeos recientes han mostrado que la confianza de los estadounidenses se ha deteriorado por la crisis hipotecaria.

 

Pero desafiando los pronósticos, los consumidores aumentaron sus gastos a una tasa anual del 3 % durante el tercer trimestre, tras un aumento de sólo un 1,4 % en el segundo.

 

El dato es alentador, ya que el consumo representa cerca de dos tercios de la actividad económica estadounidense.

 

Las exportaciones subieron a una tasa del 16,2 %, duplicando holgadamente el avance del 7,5 % registrado en el segundo trimestre y el ritmo más fuerte desde los últimos tres meses del 2003.

 

Los datos del PIB, que miden la producción de bienes y servicios dentro de Estados Unidos, son uno de los últimos indicadores que los funcionarios de la Fed conocen antes de que el miércoles por la tarde anuncien su decisión sobre las tasas de interés.

 

Se espera que la Fed recorte su tasa de referencia en un cuarto de punto, pero el sólido informe del PIB podría crear algo de incertidumbre en los mercados financieros sobre la necesidad de una rebaja.

 

"Ciertamente, el número del PIB fue mucho más fuerte de lo anticipado y eso podría llevar a una segunda evaluación sobre lo que hará la Fed esta tarde", dijo Scott Brown, economista jefe de Raymond James & Associates.

 

Ante este panorama, los precios de los bonos del Tesoro profundizaban su caída, mientras que el dólar subía frente al euro.

 

La espera por las decisiones del Fed

 

Los operadores y analistas financieros prevén que la Reserva Federal de Estados Unidos aplicará un recorte modesto en su tasa de interés de referencia el miércoles, para ofrecer a la economía una defensa adicional contra el mercado de las casas y el racionamiento del crédito.

 

Un funcionario de la Fed dijo que el encuentro, que comenzó el martes, se reanudó este miércoles a las 09.00 hora local (1300 GMT). La decisión se anunciará alrededor de las 14.15 (1815 GMT).

 

Hasta ahora, los estrategas de política monetaria han ofrecido pocas pistas sobre su probable curso de acción.

 

Pero los mercados financieros apuestan a que la última serie de datos económicos débiles -exceptuando los datos del miércoles- conducirá a las autoridades monetarias a reducir la tasa de interés interbancaria en un cuarto de punto porcentual, a 4,5 %.

 

Eso seguiría a la reducción imprevistamente grande del mes pasado, de medio punto porcentual, una medida con la que los funcionarios del banco central esperaban enfrentar cualquier debilidad económica potencial.

 

"En una expansión económica que ya se había desacelerado, los principales sectores continúan mostrando una debilidad sorprendente, y una continuación de la política cautelosa puede ayudar a contener una ampliación de los daños", escribió el economista Robert DiClemente, de Citigroup, en un análisis reciente.

 

Pero esa opinión no es compartida por todos. Algunos analistas piensan que la Fed podría determinar que los problemas de las viviendas no afectan al consumo o al gasto de las empresas, y podría decidir que el mejor curso de acción es mantener las tasas sin cambios por temor a que un error pueda incentivar la inflación.

 

Antes de que la Fed reanudara su reunión, el Gobierno estadounidense informó que la economía creció en el tercer trimestre a su tasa más rápida desde comienzos del 2006, apoyada en un repunte del gasto del consumidor y en fuertes exportaciones.

 

Los sólidos datos del PIB, que son uno de los últimos indicadores que los funcionarios de la Fed conocen antes de tomar su decisión, podrían reducir la necesidad de un recorte de tasas, pero aún así muchos analistas creen que los problemas en el sector inmobiliario harán que se incline por un recorte en el costo del dinero.

 

Las apuestas de los mercados a la probabilidad de una rebaja de tasas han aumentado en semanas recientes, cuando un conjunto de reportes económicos pesimistas sugirió que la economía se debilitará en los próximos trimestres y estará peor de lo que anticipaba la Fed.

 

El martes, unos datos mostraron que la confianza del consumidor de Estados Unidos bajó en octubre por tercer mes consecutivo, mientras que los precios de las casas registraron su mayor caída en 16 años durante agosto.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 00:20
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 00:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial