Deportes

Ricardo Gareca se mostró muy preocupado

El director técnico de Vélez confesó que le preocupa no poder contar para el segundo semestre del año con el mismo plantel que ganó el torneo Clausura.

"Me preocupa no contar con el mismo plantel hasta fin de año. Sé que la dirigencia tiene que arreglar situaciones particulares de varios jugadores. Ojalá puedan quedarse los tres porque son importantes", aseguró Gareca ante la consulta de Télam en la Villa Olímpica de Ituzaingó.

"Algunos de los casos no son sencillos de solucionar. Por eso hay que esperar. Todavía no me confirmaron la continuidad de ninguno, pero tampoco me dijeron que los tres se van a ir", agregó.

Así Gareca fijó su postura, dejó entrever cierta preocupación, aunque no entró en ninguna polémica con la dirigencia pese a que existe la chance de que ninguno de los tres futbolistas, quienes hoy no entrenaron con el resto del plantel en el inicio de la pretemporada de invierno, se queden en la entidad de Liniers.

De hecho el vicepresidente primero de Vélez, Miguel Calello, le confió a Télam que Razzotti "tendría que haberse presentado a entrenar", que Nanni "seguirá su carrera en Cerro Porteño de Paraguay" y que la intención es que Larrivey "siga en el club".

"El tema de Razzotti no está terminado. El jugador no quedó libre. Por eso tendría que haberse presentado a entrenar, pero está mal asesorado por Pedro Vilariño y Luis Figueredo, sus representantes", disparó el dirigente velezano.

"Aún existen dos prórrogas hasta que firme un nuevo contrato o juegue por el 20 por ciento para quedarse con el pase en su poder.

Es decir que hasta el 30 de junio del 2011 es jugador de Vélez. El problema acá son los representantes", reiteró.

"Nosotros hicimos un buen ofrecimiento porque la intención es que siga en el club. Eso es lo que quiere Gareca y la dirigencia", sentenció Calello.

El directivo también se refirió al caso de Nanni. "Con Roberto está todo bien. El tema pasa por lo económico. El recibió una gran oferta de Cerro Porteño que es imposible de igualar. Se va de Vélez en buenos términos", confirmó.

Calello, por último, explicó la situación de Larrivey. "Todos queremos que Joaquín se quede. Existe la chance de renovar el préstamo hasta fin de año o comprar el 50 por ciento del pase.

Pero su continuidad depende de lo que decida el presidente de Cagliari, Massimo Cellino", afirmó.

Entonces Gareca tendría más razones para preocuparse, ya que si bien no pidió incorporaciones, sí solicitó que no se vaya ningún futbolista.

"La verdad es que no pedí refuerzos, aunque sí que no se vaya ningún jugador. Igualmente soy consciente que puede irse alguno.

Que lo haya pedido no quiere decir que no vaya a pasar. Creo que la dirigencia intentará mantener hasta fin de año al mismo equipo", se ilusionó.

Ante la partida de Nanni al campeón paraguayo que dirige el argentino Pedro Troglio y en caso que Larrivey (se encuentra en Italia tratando de solucionar el tema) no continúe en el club, Gareca pedirá un centrodelantero. El nombre que se maneja en Liniers es el de Luciano Figueroa, ex Rosario Central, River Plate y Boca Juniors, entre otros.

"Si se van Nanni y Larrivey lo aconsejable es buscar un nueve.

No voy a entrar en detalles porque no quiero hablar de jugadores que no están. Pero Figueroa me gusta. Igual necesito que me arreglen las situaciones de los que estaban conmigo. Son la prioridad", sentenció el entrenador.

En relación con este tema Calello admitió que existe el interés por Figueroa. "Es un jugador que nos gusta", apuntó.

El dirigente, además, confirmó que el arquero Marcelo Barovero "continuará en el club", ya que le comprarán la mitad del pase (no quiso dar la cifra hasta que se cierre la operación y se firmen los papeles en las próximas horas) y que no existe ninguna oferta por Nicolás Otamendi, Emiliano Papa y Hernán Rodrigo López.

"Otamendi no se va a ningún lado", puntualizó. Sin embargo, el presidente del club, Fernando Raffaini, está en España negociando con Real Madrid.

La idea es que el juvenil zaguero central siga hasta fin de año en Vélez, pero que la entidad española tenga la prioridad frente a una posible venta.

"Aún no hay nada de Palermo, de Italia, por Papa, ni de Arabia Saudita por López", completó Calello.

Gareca, por último, dejó una frase inquietante: "La verdad es que en este momento no puedo decir quiénes se quedarán ni quiénes se irán". El campeón del fútbol argentino regresó al trabajo con algunos interrogantes fuera de programa.
En Imágenes