850 familias, dos días sin agua por una conexión ilegal a la red cloacal

Son los vecinos de los distritos de Buena Nueva y Capilla del Rosario, quienes son provistos del vital elemento por la Unión Vecinal que administra el agua de un pozo, desde hace más de 50 años. La interrupción del suministro se debería a que un particular rompió un caño de la red domiciliaria mientras realizaba una conexión cloacal, el viernes en horas de la noche.

Como ya es costumbre desde varios años, a medida que la barriada ha ido creciendo, los habitantes de las localidades de Buena Nueva y Capilla del Rosario, del departamento de Guaymallén han visto interrumpido nuevamente su precario suministro de agua potable.

Hoy ya son más 850 familias de los barrios Cemensa, San Javier, Las Viñas, Suyai, Jardín Latino y Parrales de Soeva -de reciente entrega-, entre otros, los que son provistos del servicio a través de redes compuestas por mangueras y caños de una antigüedad que data de más de cincuenta años.

Un solo pozo de donde se extrae el agua de una napa subterránea, que presentaba agotamiento hace varios años, es el que abastece a toda esta población y desde interrupciones en el servicio eléctrico, que paraliza la bomba de extracción, como la rotura de la misma, hasta la rotura de los débiles caños convierten en habitual el cese de la provisión domiciliaria.

José Guerrero, presidente de la Unión Vecinal de Buena Nueva, entidad que administra el servicio confirmó a Mdz que el corte se debe “a la rotura de un caño madre por parte de un vecino de la calle Corrientes, entre Mendoza y Esmeralda, que estaba haciendo una conexión clandestina a la red cloacal de Obras Sanitarias”.

Precisamente, ese servicio es el único que presta la empresa de agua potable en la zona, ya que según advierte Guerrero “no abastecen estos barrios de agua porque no tienen la capacidad de hacerlo. Ya nos han dicho que están al límite y no van a abarcar más de lo que hoy abarcan”.
Llamativamente, el responsable de la rotura estaba haciendo los trabajos de conexión a las clocas en las últimas horas del día viernes, lo que hace dudar de la legalidad de los mismos y, según admiten desde la Unión Vecinal, lo intimarían a pagar los gastos de la reparación.

Guerrero, a su vez, confirmó que las demoras en la reparación se deben a “lo difícil que es conseguir los repuestos. Son caños de más de cincuenta años y ya no se fabrican de ese diámetro”.

En horas de la tarde de ayer, aseguraban que ya habían conseguido los materiales pero la gran cantidad de agua acumulada en el lugar de la rotura imposibilitaba las tareas de reparación, por lo que, en teoría, el problema podría solucionarse hoy.
Opiniones (2)
21 de agosto de 2017 | 18:37
3
ERROR
21 de agosto de 2017 | 18:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. NOS DICEN QUE UTILICEMOS AGUA Y LAVANDINA PARA EVITAR EL CONTAGIO DE LA GRIPE A, PERO EL AGUA DONDE ESTA?? DESDE HACE AÑOS LOS VECINOS VENIMOS SUFRIENDO DE CORTES DE AGUA EN FORMA REITERADA, Y CUANDO INTENTAMOS QUE OBRAS SANITARIAS NOS PRESTE EL SERVICIO NOS CONTESTAN CON UNA NEGATIVA. YO ME PREGUNTO ACASO SOMOS CIUDADANOS DE SEGUNDA?
    2
  2. ESTO ES UN PROBLEMA QUE VIENE DE MUCHOS AÑOS, LA DIRECC.DE O.S.M. SIEMPRE LE PUSO TRAVAS PARA HACERSE CARGO,ES CIERTO QUE LA CAÑERIA ES MUY DEFICIENTE, PERO EL SR. GUERRERO UN INCASABLE LUCHADOR GESTIONÓ UN SUBSIDIO PARA EL CAMBIO DE LA RED Y UN POZO NUEVO PARA MEJOR LA CALIDAD DEL AGUA, EL POZO ACTUAL ES DE TAN SOLO 40 METROS, Y EL SUBSIDIO DUERME ESPERO QUE SE SOLUCIONE...
    1
En Imágenes