Se cumplió el 175 aniversario del nacimiento de Edgar Degas

Supo captar el mundo del ballet. Sobre su vida se sabe poco. Para él lo importante no era la pose, sino la posición natural del cuerpo. Inmortalizó a mujeres que no se sentían observadas. Tampoco tenían que tener un cuerpo bello, algo que en aquel momento escandalizó a los críticos.

Sobre la vida de Edgar Degas (1834-1917) se sabe poco en comparación con otros artistas franceses. El pintor, escultor y dibujante, cuyo nombre verdadero era Hilaire Germain Edgar de Gas, nunca buscó el reconocimiento público. Nació hace 175 años, el 19 de julio de 1834.

Degas era retraído, lo que ha alimentado la imaginación de algunos historiadores del arte. Porque si bien le gustaba retratar a bailarinas y escenas de cafés y teatros, nunca se lo vinculó con historias amorosas.

Su enorme valor queda reflejado en el mercado del arte. Este año la escultura "La petite danseuse de quatorze ans" (La pequeña bailarina de 14 años) fue vendida en Londres por 19 millones de dólares (14,4 millones de euros), el mayor precio pagado por una escultura de un impresionista francés.


“Lo importante no es la pose, sino la naturalidad”


Hijo mayor de un banquero de París, modificó su apellido noble de de Gas a Degas. Siempre permaneció soltero. Una de las pocas mujeres con las que tenía una estrecha amistad era Alice d'Anethan, hermana del representante belga en París y también pintora. Si estuvo enamorado de alguna de las bailarinas que pintó, será siempre un misterio. Lo único seguro es que inspiraron en él óleos, pasteles y esculturas maravillosas y llenas de sensibilidad.

Para Degas lo importante no era la pose, sino la posición natural del cuerpo. Quiso inmortalizar a mujeres que no se sentían observadas mientras ensayaban, se peinaban o se ponían los zapatos. Tampoco tenían que tener necesariamente un cuerpo bello, algo que en aquel momento escandalizó a los críticos.

El resultado de su pintura fueron por ello representaciones íntimas de mujeres muy arriesgadas, pinturas que recuerdan a fotografías que captan momentos.

"Hasta ahora el desnudo siempre se representó en poses que daban por hecho la presencia de un público, pero estas mujeres son personas decorosas, sencillas, que se interesan por su estado físico en soledad. Es como si alguien mirara por el ojo de una cerradura", dijo Degas, quien estudió Derecho antes de centrarse en la pintura.


El pintor clásico de la vida moderna


Su formación fue al principio clásica. Pintó retratos y cuadros sobre temas históricos, pero bajo la influencia de su amigo Edouard Manet se dedicó luego a representar el ambiente de la gran ciudad y las bailarinas, sujetos modernos que al final fueron el motivo de su fama. Por eso llegó a autodenominarse "el pintor clásico de la vida moderna".

Por una parte participó en las exposiciones de los impresionistas, pero se negaba a trabajar al aire libre como ellos. Además, le importaba el dibujo, mientras los impresionistas ponían el acento en las tonalidades del color y las sombras.

Para Degas, la pintura era en primer término un producto de la imaginación artística. "Es de aconsejar pintar de memoria cuando ya no se tiene al sujeto delante. Entonces la imaginación viene en ayuda de la memoria, y sólo se pone en la tela lo que ha causado impresión, es decir lo necesario", era su credo.

Cuando se quedó ciego en 1889, se dedicó con la misma intensidad y sensibilidad por la forma a la plástica. Creó 73 figuras de cera que fueron vertidas en bronce tras su muerte, entre ellas la de la "pequeña bailarina" que alcanzó el precio récord. Degas murió el 27 de septiembre de 1917 en la soledad y la pobreza.



Fuente: Deutsche Welle.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|08:49
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|08:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic