Denuncian complicidades para esconder flagelos sanitarios

El titular del Centro de Estudios Nelson Mandela, Rolando Núñez, ventiló que en "un país que se jacta de ser productor de alimentos", como Argentina, existe una red que esconde los flagelos sanitarios nacionales. Núñez denunció en particular lo que ocurre con la desnutrición.

Los flagelos sanitarios, entre los que se encuentra la desnutrición, contarían con una red de complicidades para esconder sus verdaderos flagelos, según lo advirtieron especialistas.
  
"Nuestra percepción es que existe todo un esquema y una estructura de complicidades múltiples organizadas para esconder los verdaderos alcances de los flagelos sanitarios, en particular la desnutrición, en un país que se presenta como productor de alimentos", opinó Rolando Núñez, coordinador del Centro de Estudios Nelson Mandela.
  
El titular de esta institución, que se dedica a la investigación y lucha contra este mal en Chaco, aseguró que tiene "sobrados argumentos" para desconfiar.
  
"Cuando nosotros efectuamos en 2007 el seguimiento de fallecimientos en las comunidades indígenas de una zona de El Impenetrable, muy pequeña tomándose la superficie total de esta región, detectamos algunas muertes (al menos 13) vinculadas con la deficiencia alimentaria; sin embargo, en las partidas de defunciones aparecían otras causas de los fallecimientos", dijo Núñez.
  
Concretamente, continuó, "existe una orden silenciosa en el sistema sanitario para que no se consigne la desnutrición como causa directa de la muerte".
  
Por lo tanto, el titular del Centro de Estudios Nelson Mandela citó como ejemplo que, tratándose de niños, "en el verano las autoridades colocan e el parte diarrea seguida de deshidratación; en invierno, caratulan neumonía".
  
Para los adultos, contabilizan la última patología, ocultándose la desnutrición "que es el cuadro de base y determinante que genera la imunodeficiencia y que permite contraer la enfermedad final".
  
"En resumen, la causa generadora muchas veces es la desnutrición, que se oculta; mientras que la causa emergente (disparadora) de la muerte es la última enfermedad, que es la que se nota para las estadísticas sanitarias", añadió.
  
Por su parte, el médico mendocino Abel Albino, es el presidente de la Fundación Conin, una ONG, coincidió en que "el capital humano está dañado, y la principal riquesa de un país es su capital humano".
  
"Algo inentendible para una nación que produce alimentos para 400 millones de habitantes de todo el mundo pero tiene a su población desnutrida", enfatizó Albino.
  
Al respecto, no dudó en cuestionar la "pésima" distribución de los alimentos que se genera en el país y, sobre todo, "del olvido y desconocimiento calculado del daño que se está producuiendo. Hay gente que no quiere darse cuenta de lo que está sucediendo".
Opiniones (0)
22 de noviembre de 2017 | 01:51
1
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 01:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia