Polémica y riesgo edilicio en Centro de Salud de Palmira

El Ángel Pérsico, principal centro de atención primaria de esa localidad del Este provincial, presenta serias falencias edilicias. Una de sus áreas está pronta a ser demolida y se sigue utilizando. Los empleados administrativos operan la caldera, ante la ausencia de un operario especializado. El responsable, Iván Vega, afirmó que el "calderista está de parte de enfermo".

La grave situación que se vive en los centros de salud y hospitales provinciales, desnudada con la declaración de emergencia sanitaria, no escapa a uno de los principales centros de salud del Este mendocino: el Ángel Pérsico, de Palmira.

Con una de sus áreas a punto de demolerse, por serias falencias edilicias; una guardia médica de penosas condiciones, la única de 24 horas en la localidad; y la ausencia de un operario especializado para el manejo de la caldera del edificio, la situación del principal centro de atención primaria palmirense alerta sobremanera.

El sector pronto a ser derribado, asegura el director del Centro, Iván Vega, “ya está en proceso de licitación porque se va remodelar y ampliar. Pasó la etapa de Arquitectura y ahora está en Ingeniería, sólo falta el llamado a licitación”. Sin embargo, en lugar de inutilizar el área, por estos días se está pintando.

La guardia médica presenta un panorama desolador. Sólo tres colchones, en muy mal estado; camillas que no desentonan e inexistente servicio de refrigerio para el personal que presta servicios por 24 horas corridas. Además, existe una única sala de vestuario para todos los empleados, indistintamente sean hombres o mujeres o cumplan distintas funciones.

Vega señala que el servicio de comida también “está en proceso de licitación. Teníamos uno que no cumplía con los requisitos, pero le cancelamos el contrato”.

En tanto, una de las situaciones más riesgosas tiene que ver con la operatividad de la caldera. Empleados administrativos y profesionales del Pérsico se ocupan de su funcionamiento, ya que advierten que de otro modo no tendrían calefacción en el edificio.

Sin embargo, y a pesar de contar con este dispositivo generador de vapor con presión constante, nadie está asignado para cubrir el cargo de “operario calderista”. Pero, llamativamente, el director Iván Vega aseguró ante la consulta periodística que “el calderista está de licencia, está de parte de enfermo”.
Opiniones (0)
25 de noviembre de 2017 | 07:16
1
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 07:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia