Deportes

¿Vuelve el "cabaret" a Boca?: Bueno, Banega y Boselli, los rebeldes

Carlos Bueno fue detenido en Uruguay tras una riña, y se suma a la lista de indisciplinas de los jugadores de Boca, donde ya suenan los nombres de Ever Banega y Mauro Boselli.

El uruguayo Carlos Bueno participó de una riña en su país y estuvo detenido en la madrugada del domingo pasado durante un lapso de cuatro horas, se supo hoy en Buenos Aires.

Esta situación se conoce después del escándalo que se generó con las salidas nocturnas de Ever Banega y Mauro Boselli tras la derrota en el superclásico y se suma a las imágenes de onanismo del primero y de Jonatán Maidana en un video que apareció en Internet, tiempo atrás.

Como complemento, la semana pasada discutieron los máximos dirigentes del club, Mauricio Macri y Pedro Pompilio, al punto de poner en peligro la continuidad del oficialismo al frente de la entidad.

Bueno es conocido por su carácter temperamental, algo que quedó en claro apenas debutó con la camiseta azul y oro en "La Bombonera", cuando se golpeó con José Valdiviezo, arquero de Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

El sábado pasado por la noche, disfrutando de su fin de semana libre, el uruguayo estuvo en Taz Positivo, una discoteca de Artigas, su ciudad natal, y allí, según consignaron los diferentes medios gráficos uruguayos, Bueno le pegó un golpe a un joven en una pelea y estuvo cuatro horas demorado en la comisaría.

Ayer, en el regreso a las prácticas, Bueno se presentó con su mano derecha lastimada y le dijo al doctor José María Veiga que se había caído.

Pero el médico observó la herida y no le creyó; entonces, el uruguayo contó lo que había pasado.

Los medios uruguayos recuerdan hoy que "esta no es la primera vez que Bueno es la figura estelar de una pelea en el exterior ya que anteriormente se había peleado con un grupo de rugbiers en la capital de su país, también en un boliche.

En el orden institucional, Macri y Pompilio finalmente no se reunieron y mantuvieron una conversación informal.

En el entrenamiento de hoy, mientras tanto, el plantel practicó fútbol en Casa Amarilla.

En relación con la cantidad de hechos deportivos que rodean al plantel, la situación recuerda a cuando Diego Latorre denunció -en tiempos del "Bambino" Héctor Veira como entrenador- que Boca estaba convertido en "un cabaret".
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|16:06
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|16:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic