Condenan a empresa que hizo renunciar a un empleado por ser analfabeto

Así lo determinó la Sala VII de la Cámara Laboral, la cual otorgó una indemnización por la cesantía al trabajador que durante 17 años se desempeñó en la firma en cuestión.

Una empresa porteña deberá indemnizar a un empleado analfabeto, quien fue engañado por sus jefes para que enviara un telegrama de renuncia sin tener conocimiento de lo que firmaba.
  
El empleado ingresó a trabajar a dicha empresa el 1º de agosto de 1987 "en la categoría de maestranza (carga y descarga de cajones de pollos)" y "pese a ser analfabeto la empresa lo proveyó de licencia para conducir, y un acompañante para poder realizar su tarea de reparto de mercadería".
  
"Luego de 17 años de contrato de trabajo, la demandada decidió despedirlo y para ello, puso en sus manos una comunicación postal, (cuyo contenido era por él desconocido debido a su condición de analfabeto) manifestándole que debía enviarla para así poder cobrar la indemnización correspondiente", relata la demanda.
  
Pero el empleado comprobó que no percibía indemnización alguna y al exigirle a sus ex empleadores, éstos le contestaron que era él "quien había renunciado a su empleo el 9 de agosto de 2004, y que por ello nada le debían".
  
El empleado "no ha logrado comprender lo que significaba el envío de la misiva, ya que se encuentra comprobado que es analfabeto y no pudo leer lo que se encontraba plasmado en esa notificación", indicaron los camaristas Estela Ferreirós y Néstor Rodríguez Brunengo.
  
Además, los jueces tuvieron en cuenta el testimonio de compañeros de trabajo del empleado en cuestión y un informe psicológico que define al empleado padeciendo "debilidad mental moderada: sugestionable, crédulo, torpe e inhábil", situación ante la cual "resulta verosímil que sea confundido, engañado o timado, en el lugar de trabajo y en cualquier otro lugar, dado que no sólo intelectualmente puede confundirse o directamente no comprender, sino que su personalidad es muy vulnerable y sugestionable y/o influenciable".
  
"¡Quién no sabe que desgraciadamente mucha gente que no sabe escribir o que lo sabe deficitariamente, dibuja su firma!", añadieron los jueces.
  
Por último, aclararon que si bien el empleado "haya podido hacer transacciones bancarias, simplemente prueban que esta condición (de analfabeto) no implica que no pueda aprender si le enseñan, es decir puede desarrollar alguna habilidad, tal como el trabajo de carga y descarga, y de visitar clientes con ese objeto, ya que fue repetido durante 17 años y era una actividad básicamente de fuerza física".
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 07:57
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 07:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'