Los ansiolíticos, un medicamento y un verdadero estilo de vida

En su ensayo "La Argentina ansiolítica", la periodista Valeria Shapira devela el comportamiento de los argentinos que viven pendientes de tomar diferentes píldoras para solucionar ansiedades y depresiones. La autora aclara que "el libro no es una crítica" a este tipo de fármacos ni a las personas que los consumen, sino una indagación sobre las causas de este tipo de comportamiento.

El ensayo "La Argentina ansiolítica", de la periodista Valeria Shapira, muestra a través de diferentes crónicas cómo es el comportamiento de los argentinos que viven pendientes de tomar diferentes píldoras de similares componentes para solucionar ansiedades, depresiones y cualquier altibajo en el estado de ánimo.

"Sin esta cajita no puedo volver a casa", anuncia un hombre en una farmacia. "¿Tenés la receta?", preguntan del otro lado del mostrador. -"¡Nooo, vendémela así, te lo ruego!. Es la droga que mantiene tranquila a mi mujer". La farmacéutica sonríe.” Bueno, hoy la vas a tener que sacar a pasear -bromea- sin receta, no te la vendo". "Dejate de joder, no te hagas la legal", relata Shapira.

"En el libro reúno historias de hombres y mujeres que tienen o tuvieron relación con todo tipo de pastillas y más de uno se va a sentir identificado porque somos de los países de mayor consumo", comenta la autora en diálogo con Télam.

"Mis relatos tratan de un fenómeno que está relacionado en general con la clase media y media alta que son los que tienen la posibilidad de deambular con los ansiolíticos en la cartera, o en el bolsillo y usan este tipo de drogas como un estilo de vida y no para curar determinada patología diagnosticada por un médico", considera la investigadora.

Hay relatos "que suenan desopilantes" en este libro recién publicado por Sudamericana, "como el de una mujer que va de compras a una tienda de Miami y está a punto de tomar un vuelo de regreso a la Argentina", menciona.

"Entre horarios ajustados, paquetes, valijas, y celular, la mujer comienza a buscar en la cartera sus pastillas para que mejore ese caos en que se introdujo sola, por hacer las compras a último momento", desgrana, aunque también alude a los ataques de pánico y al estrés cotidiano, como causales de esta adicción.

Las crónicas están entrelazadas con datos científicos sobre el consumo de ansiolíticos, los diversos tipos de drogas, la venta que tiene cada tipo y los factores físicos y psíquicos que produce su ingesta.

El término clonazepam, se repite una y otra vez a lo largo de la entrevista y Shapira subraya que se trata de "la droga más consumida". Con distintos etiquetas, la finalidad de estas pastillas es reducir la ansiedad, permitir la relajación, tranquilizar y sedar a quien las toma.

¿En qué momento de la historia de nuestro país se comenzaron a consumir masivamente estos medicamentos?

"Según los estudios, fue a partir de la crisis de 2001. Ese año fue un detonante del consumo, casi masivo, de psicofármacos y en adelante es una tendencia que no ha perdido fuerza", comenta Shapira.

"En esa época comenzó a crecer su ingesta, tuvo algunas oscilaciones, pero no se detuvo. El crecimiento fue sostenido y los medicamentos para enfermedades del sistema nervioso se comenzaron a vender de manera masiva", recalca

Las píldoras para muchos significaron un hito importante en la historia de la medicina. Algunos equiparan su importancia con el momento de la aparición de los antibióticos.

Shapira aclara que "el libro no es una crítica a los ansiolíticos, ni a las personas que los consumen: "Muestra la realidad de los argentinos, sin que falte la cuota de humor y trata de apuntar a las causas que determinan este comportamiento".

Lo que destaca la periodista, especializada en temas de salud es el hecho que este asunto "circula en las conversaciones cotidianas pero no se le da la importancia necesaria a pesar del incremento de personas que toman pastillas".

"Algunos consideran que los argentinos psicoanalizamos las crisis o el contexto, o sea que a los problemas estructurales les buscamos soluciones individuales y entonces lo que hacemos es medicar la crisis en vez de buscar soluciones de fondo".
¿Qué sentís?
50%Satisfacción50%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|17:41
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|17:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016