Deportes

Webber, el desahogo de un veterano para un campeonato que revive

"¡Sí, sí, sí!", rugió Webber, que al llegar a boxes besó durante unos segundos el morro de su auto antes de ser felicitado por su compañero de equipo Sebastian Vettel, luego de conseguir el primer triunfo de su carrera.

Pocas veces el artilugio técnico que permite seguir las conversaciones entre los pilotos y sus equipos en la Fórmula 1 ofreció tanto drama y vibración como hoy, con el australiano Mark Webber celebrando con gritos y llanto el primer triunfo de su carrera.

"¡Sí, sí, sí!", rugió Webber, que al llegar a boxes besó durante unos segundos el morro de su auto, con el número 14, antes de ser felicitado por su compañero de equipo Sebastian Vettel y por el brasileño Felipe Massa, de Ferrari. Luego se estrechó en un abrazo con su padre.

El mítico circuito de Nuerburgring y el Gran Premio de Alemania quedaron así grabados en el corazón del piloto de 32 años, que no empezó la temporada 2009 precisamente con buen pie.

Un accidente de bicicleta en enero terminó con una fractura de pierna y la incertidumbre acerca de si llegaría a tiempo al inicio de la temporada, el Gran Premio de Australia que se corría el 29 de marzo en Melbourne.

Webber llegó, aunque lo hiciera cojeando a consecuencia de la operación, tal como recordó hoy en Nürburgring el español Pedro de la Rosa, otro veterano de la Fórmula 1 y piloto probador de McLaren- Mercedes.

"Era marzo, y teníamos una cena de pilotos con Max Mosley, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo. Mark caminaba cojeando, pero no quería que nadie lo viera, en especial Mosley. Nos hizo pasar a todos antes de que él subiera las escaleras al restaurante".

"La Fórmula 1 está viendo el ascenso de los jóvenes, pero quiero reivindicar a los veteranos", añadió de la Rosa, presidente de la asociación de pilotos.

Y Webber es, claramente, un veterano. Debutó en la Fórmula 1 el 3 de marzo de 2002 en el Gran Premio de su país, y necesitó 130 Grandes Premios hasta cruzar primero la meta. Décimo en los campeonatos mundiales de 2003 y 2005, soñaba con su gran día sin saber si alguna vez podría hacerlo real.

Pero a veces todo encaja, y Webber corre esta temporada en un equipo que, junto a Brawn GP, cambió el orden de jerarquías en una categoría habitualmente dominada por grandes nombres como Ferrari, McLaren-Mercedes, Renault y pocos más.

Debutante en la Fórmula 1 el 6 de marzo de 2005 en Australia, Red Bull suma ya 80 Grandes Premios. este año, con el motor Renault RS27 F1, sus resultados están siendo notables, porque suma ya tres victorias: una de Webber hoy y dos del alemán Sebastian Vettel, resignado hoy al segundo puesto en su tierra.

Quinto en el campeonato 2007, Red Bull combina la veteranía de Webber con la juventud de Vettel. Brawn GP, en cambio, tiene a dos veteranos como el inglés Jenson Button y el brasileño Rubens Barrichello, furioso hoy con su equipo tras el sexto puesto, aunque algo más calmado luego.

Lo que parecía un camino sin trabas para los "fabulosos Brawn" hacia el título es ahora un tanto más incierto. Lo admitió hoy el propio Ross Brawn.

"Sencillamente no pudimos seguir hoy el ritmo de los Red Bull. Vamos a estudiar muy detenidamente lo sucedido aquí, hay lecciones para aprender de cara al Gran Premio de Hungría. Esperamos regresar con algunos nuevos desarrollos técnicos que nos ayuden a cerrar la brecha con Red Bull".

Es cierto que Button sigue liderando el campeonato con una más que interesante ventaja de 68 puntos, pero su diferencia se reduce a 19 sobre el segundo, que es ahora Vettel en lugar de Barrichello. Y Webber tiene derecho a soñar al situarse tercero con 45,5 puntos. Barrichello, tras una tarde para olvidar, es cuarto con 44.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|06:45
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|06:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016