Deportes

Peirsol, con dos récords mundiales, le robo protagonismo a Phelps

Cuando ya muy pocos confiaban que pudiese volver a lo más alto de la elite de la natación, Aaron Peirsol surgió como el gran triunfador en los campeonatos de EE.UU. al establecer dos nuevos récords mundiales y quitarle el protagonismo al 14 veces medallista olímpico.

El último lo consiguió en la prueba de los 200 metros espaldas que se disputó en la quinta jornada con la que se cerró la competición y el equipo de Estados Unidos quedo establecido para los Mundiales de Roma. Piersol, que el próximo 23 de julio cumple 26 años, protagonizó una gran carrera con su compatriota Ryan Lochte, a quien le arrebató la marca mundial al establecer un tiempo de 1:53.08, inferior a la de 1:53.94, que había logrado el 15 de agosto durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Lochte, que marcó un registro de 1:54.21 y vistió su habitual LZR Speedo, como Phelps, dominó al comienzo de la prueba, pero al final tuvo que rendirse ante la fuerza de Peirsol, que no le dio opción en los últimos 50 metros. Lochte pasó en cabeza los primeros 50 metros, pero Peirsol fue a más, viró primero los 100 y en el último largo se despegó sin ningún tipo de consideración hacia el campeón olímpico, que notó el esfuerzo realizado y no pudo evitar la venganza de su rival.

El triunfo permitió a Peirsol irse de los campeonatos con dos récords mundiales después que el pasado miércoles también batió en el de 100 metros espalda con un registró de 51.94, que superó al del español Aschwin Wildeboer (52.38), establecido ocho días antes en los Juegos del Mediterráneo. Su actuación eclipsó la participación Phelps, que logró nueva marca mundial en 100 metros mariposa y ganó medalla de oro en los 200 metros libre y los 200 mariposa, pero no pudo participar en los 100 metros libres al sufrir dolores en el cuello.

Sin embargo, Phelps, de 23 años, será sin discusión también la gran atracción de Campeonatos Mundiales de Natación que comenzarán a disputarse, en Roma, a partir del próximo 18 de julio hasta el 2 de agosto, con la participación de 170 naciones, más 2.500 atletas, 1.500 técnicos y dirigentes, 1.500 periodistas y 2.500 voluntarios. Phelps, superado el escándalo que se generó en torno a la foto donde apareció inhalando humo de marihuana durante una fiesta universitaria, confirmó que sigue siendo el mejor del mundo y el atleta único que logró ocho medallas de oro en los pasados Juegos Olímpicos de Pekín 2998.

El nadador de Baltimore mantuvo la tensión dentro del deporte de la natación al conseguir un tiempo de 50.22 en la prueba de los 100 metros mariposa para superar el récord mundial que se le resistía desde el 2003 y que estaba en poder de su compatriota Ian Crocker. Ahora tiene ya la deuda salda y llegará feliz a Roma, donde espera seguir siendo el mejor deportista olímpico de todos los tiempos.

Junto a Phelps y Peirsol también estará Lochte, su gran amigo, que no batió ninguna marca mundial, pero si clasificó para los 200 y 400 metros estilos y 200 espalda. Sin Phelps, concentrado en su nuevo reto contra los velocistas, Lochte respondió al desafío al ganar la prueba de la prueba de 200 metros estilos con el segundo mejor tiempo de la historia (1:54.56), a 33 centésimas del récord mundial del nadador de Baltimore.

Lochte, doble medallista de oro en Pekín (200 espalda y 4x200 libre) y de bronce (200 y 400 estilos, siempre por detrás de Phelps y el húngaro Laszlo Cesh), declaró que la plusmarca mundial será suya tarde o temprano. Después del 'Big Three' de la natación masculina estadounidense, la figura de Eric Shanteau, el atleta que participó en los Juegos de Pekín 2008 sabiendo que tenía cáncer de testicular, ha superado no sólo a la enfermedad sino que en Indianápolis fue también un gran triunfador en la piscina.

Shanteau se ha recuperado y ante la admiración general, incluido un emocionado Phelps, estará en las dos pruebas de los Mundiales de Roma, como serán las de 100 y 200 braza, que ganó en Indianápolis, y los 200 estilos, donde fue segundo por detrás de Lochte. El nadador de Georgia volvió a dar otra demostración de coraje 'estilo Lance Armstrong' y ahora sólo le falta la culminación de lograr un gran triunfo en Roma. Sin la presencia de Phelps en la pruebas de velocidad, el gran beneficiado fue Nathan Adrian, que ganó los 50 y 100 metros libres con autoridad.

Dentro de la competición femenina, el equipo de Estados Unidos llevará a Roma de nuevo el contraste de la veterana Dara Torres, de 42 años y las adolescentes Elizabeth Beisel, de 16 años, y Elizabeth Pelton, de 15, respectivamente. La 'Vieja Dama', se clasificó para los Mundiales al ganar la prueba de los 50 metros libres, y pese a una dolencia en la rodilla izquierda consiguió ser la mejor con un tiempo de 24.43, muy lejos de su récord nacional de 24,07, que fijó en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y en donde conquistó tres medallas de plata.

Su viaje a Roma será su primero a unos Mundiales desde 1986 después de superar a un grupo de rivales que ni siquiera habían nacido cuando en 1984 compitió en sus primeros Juegos Olímpicos. Como sucede con Beisel, que participará en las pruebas de 400 estilos y 200 espalda, mientras que Pelton, lo hará en 100 y 200 espalda.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|15:29
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|15:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016