Deportes

Una de cal y otra de arena para Phelps: récord y tortícolis

Tras seis años de espera, el estadounidense recuperó el record mundial de los 100 metros mariposa que le arrebatara en 2003 su compatriota Crocker, aunque horas después una tortícolis moderara su alegría.

Phelps, que cubrió en la noche del jueves la distancia en 50,22 segudos, 18 céntesimas de segundo más rápido que la anterior plusmarca, se entusiasmó.

"Es algo fantástico. Algo que quería conseguir a toda costa. Ian y yo tenemos una extraordinaria historia en esta distancia y libramos formidables carreras. Desde que me lo arrabatara en el mundial de 2003 quería recuperarlo", dijo.

El nadador de 24 años posee ahora cinco records del mundo en pruebas individuales.

"Es bueno recuperar el record. Creo que todo el mundo ha visto lo impetuoso que fui", subrayó la superestrella, que con la mano izquierda se sostuvo al borde de la piscina mientras que con el puño derecho golpeaba el agua sin cesar.

Horas después Phelps renunciaba a participar mañana, sábado, en los 100 metros libres de los "trials" debido a una tortícolis.

"Posiblemente se debe a que me coloqué en una mala postura. Desde entonces lo hemos intentado todo, masajes y tratamiento con calor, pero esta mañana me sentía peor que ayer", dijo esta mañana (local) en una conferencia de prensa en Indianápolis el 14 veces campeón olímpico.

Como los "trials" son la única posibilidad de clasificarse para los mundiales de natación del 17 de julio al 2 de agosto en Roma, Phelps participará allí sólo en los 100 y 200 metros mariposa y en los 200 metros libres.

El nadador de 24 años ganó las tres pruebas en Indianápolis.

"Este año me preparé intensivamente para los 100 metros libres. Pero no hubiera participado en esa prueba en Roma aun cuando me hubiese proclamado campeón aquí. Mi plan está muy ajustado y tengo mejores posibilidades en 200 metros mariposa", dijo.

Hace cerca de tres semanas Phelps falló en Montreal en su inteto de batir la plusmarca de Crocker por ocho centésimas de segundo.

"Desde entonces Michael sabía que podía batir el record. Y desde entonces sólo pensaba en eso", dijo Bob Bowman, que entrena a Phelps desde hace 13 años, y que no contaba con que su pupilo batiera un record mundial este año.

"Esto demuestra lo que uno puede lograr cuando no se ahorran esfuerzos. En Pekín estaba en la mejor forma de mi vida. Sin embargo no fue hasta ahora que batí el récord, con ni siquiera seis meses de entrenamiento. Es algo fabuloso", dijo un Phelps rebosante de satisfacción.

Y Bowman anunció que su nadador, "con algo más de descanso y algunas semanas más de entrenamiento", podria ser aún más veloz en Roma.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|04:13
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|04:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic