Deportes

Los técnicos argentinos toman el control de los grandes en Chile

Marcelo Bielsa, Hugo Tocalli y José Basualdo tomaron el control técnico de la selección y los equipos más populares de Chile, Colo Colo y Universidad de Chile, en lo que antaño hubiera sido impensado en ese país.

La confirmación oficial de la llegada de Basualdo a la campeona Universidad de Chile, en reemplazo del uruguayo Sergio Marakarián, cerró un círculo que sólo puede explicar el auge económico de la nación y del fútbol como negocio.

De hecho, los tres cuerpos técnicos suman honorarios que bordean los tres millones de dólares anuales, cifra inimaginable para un balompié menor como el chileno hace unos años.

El arribo escalonado de Bielsa, Tocalli y Basualdo a las instituciones mayores del fútbol local coincide además con la mayor inversión en infraestructura deportiva del país en la historia.

Hacia 2010 todas las ciudades principales de Chile dispondrán de estadios nuevos o refaccionados, producto de un plan por cerca de 100 millones de dólares de la presidenta Michelle Bachelet.

La iniciativa es parte de una estrategia del gobierno para desarrollar grandes eventos deportivos en Chile, la que comenzó en el fútbol con el Mundial femenino sub-20 de 2008.

A futuro, está la ambición de realizar la Copa América y un Mundial femenino adulto.

Cercanos o ajenos a esas preocupaciones, Bielsa, Tocalli y Basualdo son espectáculo por sí mismos.

El "Loco" Bielsa es una figura de culto. Nadie osa criticarlo, toda vez que tiene a Chile encumbrado en el segundo lugar de las eliminatorias a Sudafrica 2010, detrás sólo de Brasil.

El argentino habla poco y como un oráculo ante periodistas que lo aplauden. "No lo entiendo cuando habla", confiesa incluso uno de los comentaristas más serios del país, el profesor universitario Aldo Schiapaccasse.

Por su parte, Tocalli desde el primer día se paseó como un patrón por los céspedes de Pedreros, el lugar de entrenamiento de Colo Colo, el club más popular de Chile.

Mandó a poner cámaras, grabar los entrenamientos y acabó con las insubordinaciones de un camarín que había ganado cinco de los últimos siete campeonatos y que creía que estaba sobre todo.

Pero, sin lugar a dudas, es Basualdo el más entretenido para la prensa. Mucho más locuaz que Bielsa y Tocalli, no rehuye la frase punzante, la promesa imposible, el manejo del equipo.

"La U tiene que festejar y festejar. Estar acá es un orgullo. Uno aspira a llegar a lo máximo, me pasó en Perú y en Chile", aseguró risueño al ser presentado ante la prensa esta semana.

"El que no tiene presión en un equipo grande no puede estar en un equipo grande. Un amigo me dijo: 'Ahora tienes el techo de ser campeón' y yo dije que mi primer trabajo es ser campeón", prometió.

Se cumplan o no los sueños de Basualdo, lo cierto es que parece que los chilenos apostaron fuerte en dólares y salieron a buscar la experiencia que no tienen en el fútbol que siempre admiraron y al que no pudieron derrotar a nivel de selecciones por 92 años, hasta la llegada justamente del "Loco" Bielsa.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|11:12
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|11:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016