Deportes

Argentina goleó a Estados Unidos y se clasificó a segunda ronda

El equipo nacional venció a Estados Unidos 24 a 1 en el Mundial de hockey sobre patines y obliga a Portugal a vencer por diferencia de 12 a Chile para alcanzar a la selección. Mañana se define el primer puesto del Grupo C entre Argentina y los lusos.

El seleccionado argentino batió hoy el record en diferencia de goles de los Mundiales de Hockey sobre Patines al derrotar por 24-1 al de Estados Unidos por la segunda fecha del Grupo C de la 39a. edición que se disputa en Vigo y Pontevedra (Galicia, España), con lo que aseguró su pase a cuartos de final y se perfiló bien para aspirar al primer puesto en la zona.

Pablo Alvarez, jugador del equipo gallego Coinasa Liceo, fue el ariete de los dirigidos por José Martinazzo, al anotar diez goles (ocho en el primer tiempo) y convertirse en el mayor anotador en lo que va del certamen.

Carlos Nicolía (cuatro), Reynaldo García (dos), Esteban Abalos (dos), Lucas Ordóñez (dos), Emanuel Gracía (dos), Mariano "Mono" Velázquez y Pablo Martín completaron el marcador.

Argentina, que había vencido ayer a Chile por 4-1 en su debut, definirá si pasa de ronda como primero o como segundo del Grupo cuando enfrente mañana a las 16.30 (hora argentina) al poderoso Portugal.

Portugal debutó ayer con otra goleada ante los Estados Unidos por 15-1 y hoy jugará con Chile.

El equipo argentino salió con la idea fija de anotar la mayor cantidad de goles posible, apuntando a llegar al encuentro con Portugal con mejor saldo para contar con la posibilidad de que un empate le permita adjudicarse el grupo y evitar a otros candidatos como Italia en cuartos de final y España en semifinales.

Con muy pocas dificultades para frenar los tibios intentos estadounidenses, los argentinos se volcaron decididamente en ataque, y ya antes de los dos minutos se pusieron en ventaja para iniciar la cuenta. Alvarez dio cátedra en los últimos metros con definiciones para todos los gustos, con anticipos a sus marcas y gambetas al arquero.

Cuando la Argentina agregó en la segunda mitad remates de media distancia, las diferencias fueron abrumadoras y se fueron traduciendo inexorablemente en el marcador. Martinazzo aprovechó además para darle más minutos en cancha a la mayoría de los jugadores de cara a los compromisos más exigentes que se vienen.

El desconcierto de los estadounidenses fue tal que festejaron casi como si fuera el empate el solitario gol que obtuvieron cuando faltaba poco más de cinco minutos para el final.

La Argentina, cuatro veces campeón del mundo (1978, 1984, 1995 y 1999), viene de terminar tercero en el Mundial de Montreaux (Suiza), de 2007.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|15:21
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|15:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes