Deportes

Federer, de aquel llanto en Australia a la recuperación del Nº1

El suizo pasó de la tristeza por la derrota en el primer grand slam del año a recuperar la gloria: fue campeón por sexta vez en Wimbledon, alcanzó el récord de 15 GS y volvió a ser el uno del mundo.

Parece increíble, pero Roger Federer todo lo puede: en cinco meses y cinco días, el suizo pasó de llorar sin pudor ante los ojos del mundo por ser derrotado una vez más por el español Rafael Nadal en una final de grand slam (en ese caso fue Australia, aunque había sucedido otras cuatro veces en Roland Garros) a ganar su sexto título en Wimbledon, recuperar el número 1 y coronarse como el jugador que más torneos grandes ganó en la historia.

La historia comenzó el primero de febrero de este año. Roger Federer se enfrentaba una vez más a su sombra negra: Rafael Nadal. Y como casi siempre, el resultado en aquella final de Australia favoreció al español. Fue 7-5, 3-6, 7-6, 3-6 y 6-2 para el ya entonces 1 del mundo.

Ese día, Federer lloró e hizo llorar. "Quizás lo intente luego, pero esto me está matando" declaró frente a los microfonos minutos después de finalizada una maratónica final.

Hasta ese momento, el año del suizo era ya bastante irregular: derrota ante Murray en semifinales del torneo de exhibición en Abu Dhabi y derrota, otra vez, en semifinal y ante el escocés en su primer torneo oficial: ATP World Tour 250 series Qatar ExxonMobil Open.

Después vendría la coronación en un torneo de exhibición: el "Clásico de Kooyong".

Con estos resultados, la mayoría ponía en duda que el suizo pudiera volver a su mejor nivel. Muchos especulaban con un retiro y otros, con que su tiempo había pasado.

El año recién comenzaría a encaminarse y mostrar mejores perspectivas en el torneo de Madrid, que se celebró entre el 8 y el 17 de mayo. Allí, en polvo de ladrillo y como visitante, derrotó en la final del certamen al español Rafael Nadal por un doble 6-4. Además, ese día igualó en títulos (15) de ATP Masters 1000 al mismo Nadal y se colocó a tan sólo dos de Andre Agassi.

Y llegaría la gloria y la recuperación (casi) total en Roland Garros: con Nadal derrotado por un sorprendente Soderling, que llegaría a la final, al suizo todo parecía sonreirle.

El único que estuvo a punto de aguarle la fiesta fue el argentino Juan Martín del Potro, que en semifinales tuvo a tiro de la victoria. Pero el suizo superó el escollo y en la final venció facíl al sueco Soderling: fue 6-1, 7-6 y 6-4.

Federer logró así, el Grand Slam, es decir, obtener al menos una vez todos los torneos grandes.

Pero Wimbledon es Wimbledon. Y este año tenía para el suizo varios condimentos: la recuperación del Nº1 (que hoy ya es oficial, al anunciarlo en su página web la ATP) superar los 14 grand slam, récord que tenía Pete Sampras (y que él compartía desde la victoria en Roland Garros) y convertirse en el tercer jugador en la historia que gana el certamen más de 5 veces.

La última parte de está historia es conocida: victoria en una maratónica final ante Andy Roddick, sexto título en Wimbledon y récord absoluto de títulos de Grand Slam.

De aquél llanto a la recuperación del Nº1, en sólo cinco meses y cinco días...
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|06:54
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|06:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016