Deportes

Ocho mil hinchas de Huracán vieron la final en El Ducó

La expectativa por la final del  Clausura también se vivió en Parque Patricios para los hinchas de Huracán, que se acercaron en gran número para presenciar en pantalla grande las alternativas del partido.

Más de ocho mil hinchas Huracán le pusieron el color a la verdadera final jugada ante Vélez en el estadio Tomás Ducó, donde se vivieron instantes de alegría, suspenso, drama y tristeza.   

El título que ganó el equipo dirigido por Ricardo Gareca no opacó el aliento y el agradecimiento a Angel Cappa y "sus muchachos".   

La expectativa por la final del torneo Clausura también se vivió en Parque Patricios para los hinchas de Huracán, que se acercaron en gran número para presenciar en pantalla grande las alternativas del partido decisivo.

Los 8.500 simpatizantes del conjunto dirigido por Angel Cappa poblaron uno de los sectores del estadio que les fue habilitado y mantuvieron contacto telefónico con los conocidos que pudieron ir a Liniers. 

"¿Fue offside el gol que le anularon a Domínguez?", le preguntó un hincha, con el aplomo propio de alguien que vivió mil batallas siguiendo al 'Globo'.   

Cuando del otro lado de la línea le confirmaron que el árbitro Gabriel Brazenas se había equivocado no contestó, se mordió los labios y despegó el celular de su oreja con bronca. 

Posteriormente, el Ducó perdió durante media hora una buena parte de su público, que se resguardó del inesperado granizo mientras, en Liniers, Brazenas suspendía momentáneamente el partido.

Hubo festejo con el penal atajado del arquero Gastón Monzón a Rodrigo López, lamento cuando Federico Nieto le entregó el balón a las manos a Germán Montoya -en el primer tiempo- y cuando convirtió un gol en posición adelantada en el complemento.

Más de uno se exasperó con el ingreso de Joaquín Larrivey en Vélez. Es que el 'Bati' tuvo un pasado en Huracán y los 'Quemeros' no lo recordaron con afecto, a pesar de ser uno de los artífices del último ascenso a Primera División.

"Mercenario", "pesetero" y demás improperios fueron las palabras para el ex atacante del "Globo", el cual buscará por medio de los dirigentes quedarse seis meses más en Vélez.

La jugada del gol de Vélez, cuando Larrivey chocó con el arquero Gastón Monzón, y la acción derivó en el tanto de Maximiliano Moralez, desató la ira del público que veía el partido en el Tomás A. Ducó. 

Con el correr de los minutos finales la desesperación fue en aumento, al igual que el aliento de los más ocho mil hinchas.

Con el pitazo final, las muestras de agradecimiento al cuerpo técnico y jugadores se hicieron presentes en el estadio "quemero", pese a la derrota.

"Gracias Angelito" gritaban los hinchas al ver en la pantalla gigante al entrenador de Huracán con los ojos estallados en lágrimas contenidas.   

 "Gracias chicos", le decía un joven a los jugadores que no podía creer el que hubieran perdido la chance de ser campeones.

Al final, un grupo de hinchas intentó generar disturbios sobre el sector de cabinas, aunque los mismos hinchas tranquilizaron a estas personas, pues como decía un cartel, "todo Huracán es la familia del fútbol".
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|03:26
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|03:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic