Deportes

Cevendish se lleva la segunda etapa del Tour de Francia

Mark Cavendish respondió a su rol de favorito y se impuso en un extraño sprint donde Farrar fue segundo y Feillu tercero. Cancellara mantiene el maillot amarillo de la general.

El británico Mark Cavendish logró imponerse en la segunda etapa del Tour de Francia que transcurría entre las localidades de Mónaco y Brignoles sobre un recorrido de 187 kilómetros. El corredor del Columbia se impuso al sprint después de beneficiarse de una caída a falta de pocos metros para el final. Al final, Farrar fue segundo, Feillu tercero y Cancellara mantiene el maillot de la general.

Después de una impresionante contrarreloj inaugural, el Tour de Francia disfrutó de una segunda etapa tranquila, perfecta para sprinters. Pero, como suele suceder en este tipo de recorridos, la carrera presentó una escapada. En esta ocasión, la aventura estaba comandada por cuatro corredores: Clement , Veikkanen, Dessel y Auge.

Su escapada comenzaba cerca del kilómetro 30 de carrera y la diferencia con respecto al grueso llegó a ser de cinco minutos. Sin embargo, el pelotón controlaba en todo momento la fuga y, a falta de 40 kilómetros, equipos como el Saxo Bank o el Columbia comenzaron a trabajar fuerte para reducir la diferencia. Los primeros para mantener el maillot de Cancellara y los segundos para optar a la victoria de etapa con Cavendish.

Un final accidentado
Los kilómetros se sucedían y la anécdota del día la ponía Frank Schleck, que sufría junto a Antón y Moreau una pequeña caída que les hizo trabajar para intentar reengancharse al pelotón. Pero la carrera continuaba y los escapados comenzaban a mentalizarse de que su aventura no llegaría a buen puerto. El trabajo atrás era fuerte e intenso y la diferencia se reducía conforme pasaban los minutos.

Al final, los escapados eran neutralizados y los sprinters comenzaban a frotarse las manos. Pero pocos (o nadie) podía imaginar lo que sucedería poco después. A falta de menos de 1 kilómetro para el final de la etapa, el pelotón se cortaba en dos debido a una pequeña caída al tomar una curva, que dejó fuera de combate a aspirantes como Tom Boonen o Daniele Bennati.

Esto hizo que Cavendish apenas tuviera rival al sprint y ganara su primera etapa en un Tour donde espera mejorar su registro de cuatro victorias conseguido el año pasado. El corredor de Isla de Man ya ha dado su primer golpe en la mesa y parece que su hegemonía no tendrá mucho oponente.

Por otro lado, Cancellara no tuvo problemas para retener su maillot amarillo de líder por delante de Alberto Contador y Bredley Wiggins. Este lunes, nueva oportunidad para plantar cara a Cavendish en una etapa llana de 196 kilómetros que separan Marsella y Le Grande Motte.
En Imágenes