Recorrida nocturna: los mendocinos eligieron quedarse en sus casas

Los boliches no abrieron y los pub recibieron pocos clientes. Una discusión entre un inspector y la encargada de un bar que estaba lleno desnudó parte de la problemática. Pero otros eligieron asados en un baldío o jugar al poker en un quincho. La primera noche de la emergencia sanitaria vista por MDZ.

En pocos días la gripe A produjo cambios de hábito en nuestras cotidianeidades, aunque en algunas personas provocando paranoia. La última modificación observable en Mendoza de nuestras conductas fue la escasa actividad nocturna del viernes por la noche.

Tradicionalmente ha sido un día elegido por jóvenes y adultos para salir y divertirse, pero anteayer la cosa cambió. Es cierto que la emergencia sanitaria derivó en el cierre de boliches bailables pero restaurantes y pub podían estar abiertos al público, aunque con reglamentación: debían estar bien ventilados y sólo podía haber una persona por cada cuatro metros cuadrados.

Una recorrida por lugares clásicos de Mendoza mostró los contrastes y que en definitiva la mayoría de los habitantes eligió quedarse en sus casas o hacer reuniones privadas. Esto impactó fuertemente en los locales comerciales que con suerte, la mayoría, trabajó al 50 por ciento de capacidad. Al respecto, los encargados de los negocios estiman que de seguir así deberán suspender personal o en el peor escenario despedirlos.

Por esta razones se produjo una discusión entre un inspector del Programa de Diversión Nocturna y la encargarda y moza de un local de la Aristides Villanueva. Sucede que en este bar estaban todas las mesas ocupadas y había poco espacio entre una y otra. El inspector les recomendó que limitaran el ingreso de clientes, ventilaran el local y que existe un metro de distancia entre cada uno de los comensales.

El funcionario y las dos jóvenes intercambiaron conceptos acerca de las fuentes laborales y la solirdaridad que debe tener el empresario y el sector de los comerciantes mientras dure la emergencia. Mirá el video y escuchá la discusión.

La calle Arístides Villanueva mostró la mayoría de sus negocios con poca gente y algunos estaban desiertos.

Varios bares mostraban esa imagen en su interior, otros tenían algunos clientes. No obstante los dueños o encargados se mostraron muy preocupados sobre que la actividad continúe de este modo.

Al respecto, el dueño de uno de los comercios explicó (en un video) que hizo poner calefactores altos para que templen la temperatura de su bar. Aunque esta medida la tomó para que no se le "escapen" los clientes fumadores, hoy se ve beneficiado. Este local era el único que tenía jóvenes sentados en las mesas de afuera.

En cuanto a los comercios que tienen mesas sobre las veredas (recordemos que hay una tasa municipal que pagan los comerciantes por cada mesa y silla), no había quien las utilizara, no sólo por el frío sino porque, aparentemente, el mendocino optó por las reuniones en las viviendas, algún asado en quinchos u otras actividades en las que no hayan muchas personas.

 

Pero la recorrida continuó por esa misma calle que se convirtió en los últimos diez años en un sitio de reunión de diversión.

En uno de los negocios, ya que fue en el único que se pudo observar, las mozas atendían con guantes de latex. La joven trabajadora, llegada de Buenos Aires a buscar nuevos horizontes en Mendoza, no se quejó en absoluto por tener que llevar la bandeja con los guantes en sus manos. Aclaró que los lavan a cada rato con alcohol en gol para mantenerlos higienizados.

Tras dejar la Arístides la recorrida continuó en Godoy Cruz. En este departamento y en Chacras hubo problemas en tres pub, según los integrantes de Diversión Nocturna.

Los problemas tenían que ver con encontrar gente bailando y la capacidad de personas sentadas superadas. De todos modo, los inspectores del Programa expresaron que lograron disuadir a los encargados de los locales para que cumplan las restricciones y así poder seguir trabajando.

Uno de los clásicos boliches de Godoy Cruz cerró sus puertas acatando las disposiciones de la ley de emergencia sanitaria.

Pero algunas personas no fueron a ninguna disco ni se quedaron en su viviendas; organizaron un plan alternativo y al aire libre. Tal fue el caso de un grupo de jóvenes que hicieron un asadito en un descampado en Godoy Cruz.

 

En Maipú también nos encontramos con un grupo de chicos que tenían al música del estéreo "al palo" y ellos bailando en la calle. Nos acercamos y contaron que se no saldrían pero organizarían un asado en un quincho y luego jugarían, entre ellos, al poker. De todos modos, mostraron que también sabían cómo protegerse de la gripe A.

 

Camino a Maipú habíamos pasado por calle San Martín Sur. Aquí muy pocos lugares estaban abiertos al público y aquellos que trabajaron el viernes tenían pocos clientes. Fue extraño ver que la estación de servicio Octano, que en la previa suele llenarse, estaba vacía. Solo dos personas tomando algo y algunos clientes ocasionales que entraban.

En el minimarket de la estación de servicio de calle San Martín y Juan José Paso, en La Carrodilla, los chicos no sólo hicieron la previa, sino que este viernes se quedaron toda la noche. El ambiente era de diversión y el local no estaba lleno, como se recomienda.

Había dos lugares que era necesario visitar porque desde la tarde se dudaba que cerraran sus puertas o acataran, sus dueños, las nuevas normas.

Se trata del club Villa Seca, en Maipú, y Cacano, en Chacras de Coria. El primero no presentó el show previsto aunque con resquemor, ya que recién a las 20 del viernes decidieron las suspensión del recital y posterior baile. Así lucía Villa Seca a las 02.

A Cacano le fue mejor sólo porque abrió sus puertas pero como bar. De todos modos, en el interior del local no había más de 15 personas y habían vendido pocos tragos, tres en total, a las 2.30 de la madrugada.

Esta fue sólo una pequeña muestra de lo que fue la recorrida general. A modo de síntesis, es necesario insistir en que los mendocinos, en su mayoría, se quedaron en sus casas y que a los dueños de los negocios les parece que esta situación será eterna, en vez de pensar que es momentánea y por el bien de todos.

Opiniones (5)
22 de noviembre de 2017 | 10:30
6
ERROR
22 de noviembre de 2017 | 10:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. cacano con 15 personas y 3 tragos??? porque no se arrimaron a las 4 de la matina? se venia abajo de gente y todos hasta las manos! jajajaja que pais! qlp
    5
  2. el que quiere ir y exponerse inconcientemente (como yo que me zapteaban las patitas por entrar al boliche) que vaya y punto. De todas maneras nos vamos a contagiar en el boliche, en el kiosco, en el hiper o donde sea. O viene una vieja chota N1H1 y te manda a guardar el bicho.
    4
  3. a ver si una vez por todas dejamos el individualismo y pasamos de grado como sociedad. hagamos las cosas como las hacen en los paises serios. no les demos de comer a los garcas dueños de bares/boliches a los que no les interesa nada la salud, lo unico que quieren es facturar.
    3
  4. Yo fui a 3 bares de la san martin sur y todos llenitos, además había un montón más llenos. xD Que pedalín me agarré ayer u.u
    2
  5. el sabado 4 de julio, en horas de la tarde los hipermercados Jumbo-Easy estuvieron llenos, la gente paseaba con sus niños como si la gripe no existiera
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia