Investigan un extraño secuestro seguido de asalto en Dorrego

Un hombre fue raptado cuando salía de su vivienda por tres individuos que lo introdujeron en un vehículo. Le exigían $50.000 que tenía en su casa, pero la víctima les respondió que no tenía esa suma, que sólo tenía $2.000. Lo dejaron atado en un descampado. A los pocos minutos su esposa se despertó porque en su habitación había dos individuos quienes a punta de pistola le pidieron el dinero. La mujer se los entregó.

La Justicia investiga un extraño secuestro que terminó en un asalto. Pero los dos hechos, si bien fueron sufridos por integrantes de un matrimonio, no se dieron en simultáneo.

Todo comenzó este viernes alrededor de las 7 cuando un hombre salió de su casa ubicada en Costanera y Adolfo Calle. Iba camino a su trabajo, a pie, cuando a pocas cuadras de su vivienda fue interceptado por “un auto viejo”, según le indicó a la Policía. En el vehículo iban tres sujetos que lo tomaron y obligaron a subir al rodado.

Comenzaron a dar vueltas y uno de los individuos “tenía un cuchillo grande”, le relató a los uniformados, que utilizó para amenazarlo. “Me pedían $50.000 que decían que yo tenía, pero no era así”, contó el hombre.

Mientras le pedían el dinero  lo seguían “paseando” y la víctima repetía que no tenía esa suma. Pero les dijo que en su casa había algo de dinero y les brindó su domicilio.

Los supuestos asaltantes llevaron al hombre hasta un descampado, lo maniataron y dejaron abandonado.

Cuando logró zafarse se trasladó hasta su casa y allí se encontró con la sorpresa que su esposa embarazada había sido asaltada.

Las situaciones relatadas por la presunta víctima son confusas y extrañas. Según continuó contándoles a los policías, su esposa se despertó, alrededor de las 7.30, y tenía a dos sujetos en su habitación. No dio precisiones de cómo habrían entrado a su casa ni amplió su denuncia en la Oficina Fiscal Nº 8, de Guaymallén.

Su mujer le dijo —siempre desde el relato del hombre— que los ladrones le exigieron el dinero que su esposo les había dicho tenían en la propiedad. La embarazada se levantó, abrió el placard y les entregó $2.000. Los individuos tomaron el dinero y huyeron.

Los investigadores no poseen mayores precisiones sobre los hechos pero una fuente policial manifestó que “todo lo que dice el señor (la supuesta víctima) es muy raro”.
Opiniones (1)
25 de noviembre de 2017 | 05:45
2
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 05:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Aguante Guaymallén, ha bajado el delito dice el .....!!!!!!!!!
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia