Deportes

Los Lions se quedaron con el triunfo del honor

Aunque la serie ya estaba definida y los Boks pusieron una formación casi alternativa, nadie podrá quitarle el triunfo los British & Irish Lions 28-9 en su último partido de su gira por Sudáfrica.

Fue un encuentro completamente distinto a los dos anteriores, que quedaron en manos de los dirigidos por Peter de Villiers. Esta vez los británicos dominaron de principio a fin y sacaron a relucir el orgullo de león herido.

Es cierto, los Springboks que salieron a la cancha no fueron los mismos del pasado sábado. Los cambios, las suspensiones y la falta de experiencia en momentos claves le jugaron en contra al dueño de casa.

Los kicks al touch y al cajón fueron uno de los mejores argumentos para los visitantes. Rob Kearney, Riki Flutey y Shane Williams activaron todas las alarmas con sus corridas; mientras que el colorado Martyn Williams rompió la línea de la ventaja cada vez que se lo propuso para poner a su equipo adelante.

La mejoría también se extendió a las formaciones. Phil Vickery y Andy Sheridan se tomaron revancha de lo mucho que sufrieron en el scrum en los partidos anteriores y dominaron a sus opuestos cada vez que formaron. Stephen Jones capitalizó las infracciones rivales con su puntería.

La defensa de los Lions también mostró cambios. Los huecos se cerraron y los tackles aparecieron con más vehemencia y contundencia. Flutey le hizo sonar todos los huesos a Wynand Olivier para demostrarlo.

En la otra vereda, las modificaciones se hicieron evidentes en el funcionamiento colectivo de los Boks, especialmente a la hora de jugar sin la pelota. La frustración fue el resultado de esa falta de coordinación; el trámite se puso un poco áspero con el partido resuelto en los 20 minutos finales.

Otra falla notable con respecto a las actuaciones anteriores fue la presencia verde en los rucks y en el maul. La efectividad bajó notablemente y esto le permitió jugar más cómodo a Mike Phillips.

Los Lions pegaron tres veces en el ingoal: dos por parte de Shane Williams y una del inglés Ugo Monye. Stephen Jones completó la faena con dos conversiones y tres penales. La respuesta Bok, pobre, fue con sólo tres envíos del héroe del partido anterior: Morné Steyn.

El 28-9 decretó la última función de la gira británica por Sudáfrica, que arroja algunos números peculiares teniendo en cuenta que la serie quedó 2-1 para los dueños de casa. Los Lions apoyaron siete tries contra cinco del local en los tres encuentros. Anotaron 74 a favor contra los 63 de los de verde.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|01:21
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|01:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic