Deportes

Una goleada le otorgó la clasificación a San Lorenzo a la Copa Sudamericana

El Ciclón apabulló con dos goles Gonzalo Bergessio y uno de Aureliano Torres a un inexpresivo Argentinos Juniors que culminó en el último lugar del Torneo Clausura. San Lorenzo aseguró su participación en la próxima edición de la Copa Sudamericana.

San Lorenzo, de pésimo semestre, goleó esta noche a Argentinos Juniors por 3-0, de local, y logró como consuelo el ingreso a la Copa Sudamericana 2009, al concluir su participación en el torneo Clausura.

El delantero Gonzalo Bergessio, con inminente destino en el Catania de Italia, consiguió los dos primeros tantos del partido con un impecable frentazo y una definición por encima del arquero Sebastián Torrico, a los 15 y 10 minutos de cada etapa.

Y el mediocampista Juan Manuel Torres (30m.ST), de carambola, festejó el primer gol de su carrera en una jugada que inició el propio Bergessio y de la que participó Bernardo Romeo, que no jugaba desde septiembre pasado por una lesión lumbar.

Argentinos, que sufrió la expulsión de Néstor Ortigoza a los 42m. de la etapa inicial, terminó el campeonato en el último puesto con 15 puntos, producto de dos victorias, nueve empates y ocho derrotas.

Tras el cimbronazo que significó la eliminación en la primera fase de la Copa Libertadores y la prematura despedida en la pelea por el Clausura, San Lorenzo aseguró su acceso a la Sudamericana con 63 puntos, que lo ubican transitoriamente en el segundo puesto de la tabla general sobre Vélez Sarsfield por diferencia de gol.

Si el equipo de Liniers pierde mañana con Huracán, los dirigidos por Diego Simeone debutarán en la Copa frente a Boca; caso contrario jugarán ante Tigre. Ambas llaves se definirán en el Nuevo Gasómetro.

San Lorenzo aprovechó la nula oposición de su rival en el campo de juego y resolvió con tranquilidad un partido que tuvo bajo control desde el arranque.

La explosión de Bergessio, la dinámica de Diego Rivero por el costado derecho y la distinción de Santiago Solari por la banda izquierda desbordaron por completo al equipo de Claudio Borghi, que jamás inquietó al arquero correntino Hilario Navarro.

En la primera parte, tras la apertura del marcador que llegó tras un buen centro de Adrián González, San Lorenzo tuvo tres ocasiones clarísimas para el segundo pero tanto Solari, Bergessio como el chico Axel Juárez, de buen partido, las desperdiciaron.

Pero en el complemento, con superioridad numérica y todas las comodidades para jugar, el local ridiculizó al rival, le marcó dos nuevos tantos y lo puso al borde de una goleada más amplia.

Hasta Romeo, idolatrado por el público local, coqueteó con el gol a pesar de su evidente inactividad. Así, el equipo concretó un cierre de campeonato esperanzador, después de las frustraciones deportivas que desencadenaron una crisis institucional y alejados de los puestos de vanguardia.
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|13:54
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|13:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes