Deportes

Murray no pudo romper la "maldición" británica en Wimbledon

El Grand Slam inglés deberá seguir esperando para que un británico se lleve el trofeo, algo que no sucede desde 1938. El escocés era la gran esperanza, pero no pudo con Roddick en semis.

Fue el portador de la esperanza británica durante las dos últimas semanas, la imagen omnipresente en diarios y televisiones, pero Andy Murray no pudo quebrar hoy la maldición de SW19, el distrito londinense donde se ubica el torneo de Wimbledon, que deberá esperar al menos un año más para ver a un tenista local como campeón.

La llamada "Henman Hill" (colina Henman), donde los fans se reúnen a ver el partido en pantalla gigante, se convirtió a partir de las 15:36 horas locales y durante 3:06 horas en la "Murray Hill". Las banderas escocesas ondeaban en una tarde en la que el sol había sustituido a las nubes de la mañana.

Siete años después, los fans británicos sufrían por una semifinal de Wimbledon, instancia a la que Tim Henman llegó en cuatro ocasiones y de la que no pasó. Tampoco lo hizo Roger Taylor en 1970 ni 1973.

"Cita con el destino: ¿puede Murray dibujar hoy una sonrisa en nuestras caras?", tituló hoy el diario "The Times".

"El sueño se acaba para Gran Bretaña", escribió la edición de Internet del diario poco después de la derrota ante el estadounidense Andy Roddick por 6-4, 4-6, 7-6 (9-7) y 7-6 (7-5).

Murray, con más talento y que con 22 años tiene ya mejor ranking y más títulos que el retirado Henman, era el elegido para quebrar la racha y pasar a un final en la que no había un británico desde 1938. El domingo debía pelear por suceder a Fred Perry, que en 1936 dejó en casa el título por última vez.

Era el momento. Si lo de Henman durante cuatro años había sido posible, que Murray, tercer jugador mundial, ganara el título era probable. Y más el año en el que Wimbledon estrenó su techo en la cancha central, un hecho que cambia la historia de un torneo nacido en 1877.

A las 18:44 Roddick superó a Murray y un murmullo de decepción se escuchó en la cancha central y en la "Henman Hill".

"Tiene sólo 22 años y tiene todo para ganar Wimbledon en algún momento", coincidían en televisión tras el partido Henman y el alemán Boris Becker, triple campeón en el All England Club.

"Tengo una oportunidad, si sigo jugando bien. Creo que puedo ganar un Grand Slam, ya sea Wimbledon, el US Open, Australia o el que sea", dijo hoy Murray, decepcionado pero satisfecho con su evolución constante.

"Tengo la misma presión que en cualquier otro Grand Slam", repitió distante durante las últimas semanas.

Para el resto del país no era así. Lo que estaba en juego era Wimbledon y romper la maldición que sobrevuela desde hace 73 años el distrito SW19.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|18:59
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|18:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic