Las guarderías privadas, a la deriva en medio de la emergencia sanitaria

Como sucede con los contenidos educativos, horarios de atención, monto de las cuotas, y salarios docentes, la falta de un ente que los aglutine y rija provoca que los Jardincitos privados cierren sus puertas y apliquen las medidas preventivas por la Gripe A como mejor les parezca.

Muchas han consensuado las medidas a tomar y los días de invierno que permanecerán cerradas con los mismos padres pero la mayoría de los jardincitos y guarderías de privadas de Mendoza no coinciden en fechas ni recaudos a tomar por la total ausencia de un ente que los contenga y rija.

Este desmanejo no es ninguna novedad para quienes están al frente de estos establecimientos pero resalta en medio de la emergencia sanitaria provincial y cuando asociaciones y organizaciones de diversas especialidades y campos toman medidas en conjunto que permitan llevar adelante un plan de acción coordinado.

“La mayoría cerramos durante la segunda semana de las vacaciones de invierno oficiales pero este año nos adelantamos a la primera. En realidad, aprovecharemos el feriado del 9 de julio y desde ahí cerraremos hasta el 17”, cuenta Rosana, propietaria de un conocido jardincito de Guaymallén.

Además de reconocer que están a la deriva en cuanto a entes de control o de asociación y que “generalmente, los contenidos, monto de la cuota y servicios a prestar tratamos de acordarlas con colegas cercanas y conocidas”, también señala Rosana que desde que se masificó la información sobre los contagios de Gripe A el ausentismo de los chicos ha crecido considerablemente.

“Todos los años en esta época, faltan entre tres y cuatro chicos, en promedio, en salas de doce o quince. Pero este año, estamos en más de un 50 por ciento de ausentismo. Agravando aún más la crisis económica”, sintetiza. “Chico que no viene, padre que no paga la cuota”, agrega.

La disyuntiva de cerrar los establecimientos siguiendo los pasos de la Dirección General de Escuelas se contrapone no sólo con los intereses económicos de cada uno de estos centros sino con la organización familiar. “Todos quienes traen a sus hijos a las guarderías y jardincitos lo hacen porque trabajan, no podemos cerrar todo un mes”, reconoce Rosana.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 13:15
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 13:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes