Deportes

La policía de Nicaragua asegura que Alexis Argüello se suicidó

La comisionada Glenda Zavala, jefa de Auxilio Judicial de la policía, dijo que el hecho ocurrió aproximadamente a las 2.15 de la madrugada de ayer.

El ex tricampeón mundial de boxeo Alexis Argüello "se suicidó de un balazo en el lado izquierdo del tórax", anticipó hoy la Policía Nacional de Nicaragua en un informe preliminar.

La comisionada Glenda Zavala, jefa de Auxilio Judicial de la policía, dijo que el hecho ocurrió aproximadamente a las 2.15 de la madrugada de ayer en su casa ubicada al sur de la ciudad, según informó el diario La Prensa.

Zavala dijo que Argüello, de 57 años y actual alcalde de Managua, se disparó con una pistola marca Ceska, calibre 9 milímetros, y ya estaba muerto al llegar al hospital Roberto Huembes, a donde lo trasladaron sus familiares.

La funcionaria agregó que el dictamen del Instituto de Medicina Legal, lugar en que se le practicó la autopsia, informó que falleció a consecuencia del balazo que le perforó el corazón y el pulmón izquierdo por un impacto único, y que se trató de "una muerte violenta de etiología suicida".

La policía dijo que el informe aún es preliminar y "sigue investigando" para remitir el resultado final y definitivo a las autoridades correspondientes". 

En tanto, siguen las repercusiones tras la impactante noticia de la muerte del ídolo máximo del boxeo nicaragüense.

"Me sentí triste al recibir la noticia y aún me parece mentira", dijo el seis veces campeón mundial de boxeo, Oscar De La Hoya desde Los Angeles.

"Alexis era mi ídolo. Cuando yo era chico, escuché mucho de él y sus peleas y me encantaba su estilo en el cuadrilátero. En mi opinión, él fue uno de los peleadores más grandes e influyentes en la historia del boxeo", aseveró el californiano de origen mexicano.

De La Hoya dijo que Argüello asistió a su pelea contra Steve Forbes en mayo de 2008, que fue su última victoria.

"Nosotros compartimos grandes momentos juntos antes y después de la pelea", dijo. "Argüello definitivamente era una leyenda en el mundo del boxeo por todo el gozo que llevó a sus fanáticos con su carrera inolvidable y su increíble personalidad".

El cadáver de Argüello fue trasladado desde una funeraria al Palacio de la Cultura, donde fue expuesto en un ataúd de madera cubierto por el pabellón nacional, azul y blanco, y la bandera
rojinegra del partido gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Centenares de personas hicieron filas y esperaron largas horas en la Plaza de la Revolución para ver por última vez al tricampeón.

A su vez, el presidente Daniel Ortega, quien convenció a Argüello de adherirse a su partido, el FSLN, llegó al Palacio de la Cultura acompañado de su esposa Rosario Murillo para saludar a los parientes del boxeador.

"Era un ser humano extraordinario lleno de verdad, de generosidad y de solidaridad, y eso nos explica su comportamiento en el boxeo que no lo llevó al individualismo, al egoísmo, a la soberbia, a la prepotencia cuando alcanzaba la victoria", afirmó Ortega.

"Lo más grande y lo más hermoso que nos hereda a todos los nicaragüenses es su solidaridad", agregó. El jefe del ejército, general Omar Halleslevens, comparó "la fama y la gloria mundial de Argüello" con las del poeta nicaragüense Rubén Darío y el general Augusto C. Sandino.

Argüello fue electo alcalde de Managua en las elecciones municipales de noviembre pasado como candidato por el FSLN.

Ortega canceló el viaje a la toma de posesión del mandatario panameño Ricardo Martinelli. El gobierno decretó tres días de duelo nacional por su muerte.

En tanto, Robert J. Callahan, embajador de Estados Unidos en el país centroamericano, dijo que la muerte del ex campeón "fue una gran pérdida para el mundo del boxeo y para el deporte en general".
En Imágenes