Deportes

Un rey y un príncipe británico realzan las semis de Wimbledon

Murray, Roddick y Haas, pueden impedir a Federer ganar su 15º título de Grand Slam, aunque el suizo aparece como el gran favorito antes de las semifinales que se disputarán mañana.

Vencedor de los cuatro torneos grandes tras su reciente consagración en Roland Garros, Federer sigue teniendo sed de títulos y lo ha estado demostrando en cada partido, antes de enfrentar al alemán Haas.

Una consagración el domingo le permitiría superar a su ídolo Pete Sampras (14 Grand Slams), acreditando la tesis de que, a sus casi 28 años, es el mejor tenista de todos los tiempos.

Además, elevaría a seis sus éxitos en el césped londinense, es decir uno más que el sueco Bjorn Borg, otro de sus héroes.

Federer, al mismo tiempo, le quitaría al español Rafael Nadal lo que jamás aceptó perder: el número uno de la clasificación mundial de la ATP, cedida en agosto de 2008, tras cuatro años y medio de hegemonía.

Su derrota del año pasado en una final histórica afectó profundamente al suizo, a tal punto que en los pasillos de todos los courts del circuito mundial se hablaba de una decadencia mortal, incluso tras su victoria en el US Open-2008.

El debut de la temporada para Federer alimentó esos rumores. Pero en los últimos dos meses los silenció de un plumazo: el suizo ganó sus últimos 17 partidos y en Wimbledon su juego roza la perfección.

Federer será el gran favorito ante Haas, que a sus 31 años y luego de múltiples problemas físicos, disputará su primera semifinal en Wimbledon. Reciente ganador en el césped de Halle, bajando a Novak Djokovic, como en cuartos de Wimbledon, el alemán jamás jugó tan bien sobre hierba.

Pese a su buen juego de saque y volea, contra Federer podría ser insuficiente.

La última victoria del alemán sobre el suizo se produjo en 2002, año en que incluso Haas escaló hasta la segunda plaza del ránking ATP, cuando Federer empezaba a meterse en la conversación grande del tenis. Después, ocho derrotas seguidas contra Fedexpress.

El obstáculo siguiente, en teoría, para Federer será el vencedor de la semifinal protagonizada por los dos Andy, el estadounidense Roddick y el británico Murray.

El primero no llegaba a esta instancia en Wimbledon desde sus finales contra Federer en 2004 y 2005.

"Desde hace dos años, no era un jugador temible en Grand Slam. Pero esta es mi segunda semifinal del año", después de las del Abierto de Australia, se felicita el norteamericano.

Para llegar otra vez al duelo decisivo, Roddick cuenta con su arma predilecta, el servicio, tras los 139 aces que anotó a lo
largo del torneo, muchos de ellos frente a un ex campeón de Wimbledon en cuartos, el australiano Lleyton Hewitt, quien devuelve bien pero no pudo con él.

"Esa será la clave", dice Andy Murray, que mantiene viva la ilusión de los británicos, que no ven imponerse a un compatriota
desde Fred Perry en 1936.

Tras parar al suizo Stanislas Wawrinka en octavos de final y al español Juan Carlos Ferrero en cuartos, el escocés quiere dejar de ser príncipe británico para coronarse rey en La Catedral de tenis.
Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|10:33
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|10:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic