Deportes

Armstrong, a las puertas del Tour: "Pensé que sería más fácil"

"En diciembre, enero pensé que sería más fácil. Quizá ahora me es más complicado debido a mi caída en marzo -sufrió rotura de clavícula-, o porque tengo más edad", dijo Armstrong.

A dos días del inicio de la edición 96 del Tour de France, Lance Armstrong, del equipo Astana, se mostró hoy cauteloso en Montecarlo acerca de sus posibilidades de quedarse con la victoria de la prueba ciclista más prestigiosa del mundo por octava vez en su dilatada carrera.

"En diciembre, enero pensé que sería más fácil. Quizá ahora me es más complicado debido a mi caída en marzo -sufrió rotura de clavícula-, o porque tengo más edad", dijo Armstrong, de 37 años y quien vuelve a competir en el Tour tras haberse despedido hace cuatro años de la ronda francesa, con siete trofeos en su haber.

Sin embargo, el texano advirtió: "No puedo decir que vaya a ganar, pero aquellos que pronostican que terminaré en décimo lugar les aseguro que terminarán decepcionados".

Armstrong ha aceptado sin reservas como capitán del equipo a su compañero español Alberto Contador. "Por respeto a él y al equipo será una alegría para mí respaldarlo. Sus piernas son once años más jóvenes y está hambriento de victoria", explicó el estadounidense, el tercero más veterano entre los ciclistas que participarán este año del Tour, por detrás del español Inigo Cuesta, 40, y el alemán Jens Voigt, quien nació un día antes que el siete vez ganador de la ronda.

El ciclista más veterano en ganar el Tour fue el belga Firmin Lambot, en 1922, con 36 años.

Pero más allá de los roles previamente asignados en el Astana, el reparto de los mismos será influenciado en gran parte por lo que suceda en el primer día de competencia en Montecarlo, donde el sábado se abrirá la prueba con una contrarreloj de 15,5 kilómetros a disputarse en sectores del habitual circuito callejero de Fórmula 1 del Principado. Tanto Contador como Armstrong cuentan con buenas posibilidades de que les vaya bien en esa etapa inaugural.

Con todo, Contador, ganador del Tour 2007 y del Giro y la Vuelta 2008, será quien salga a la pista con el número uno, en un signo exterior de que será el "jefe" del equipo que busca rehabilitarse en el Tour después de su expulsión en 2007 en el marco de varios casos de doping.

Está claro que la edad es algo que le preocupa a Armstrong, quien en septiembre decidió volver al ciclismo profesional después de tres años y medio de pausa. "Estamos en 2009, no en 2004, 2005 ó 2001", aclaró el estadounidense en alusión a sus años de gloria, que de todas formas quedaron bajo sospecha debido a los análisis antidoping y las acusaciones a posteriori realizadas por las autoridades francesas.

"Mi estado es bueno, quizá no el mejor de mi vida, pero correré para lograr la victoria", insistió Armstrong, quien terminó en duodécimo lugar en el pasado Giro d'Italia.

En cambio, el jefe de equipo de Milram, el alemán Christian Henn, profetizó: "Armstrong no terminará entre los tres primeros".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|16:47
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|16:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016