Deportes

Heroica victoria de Estudiantes lo instala en la final de la Copa Libertadores

El equipo argentino logró una sufrida victoria en el mítico estadio Centenario de Montevideo y luego de más de 35 años de ostracismo disputará la final del certamen continental. Boselli señaló los goles del Pincharrata y Alexander Medina el de los uruguayos.

Estudiantes de La Plata logró esta noche, sin Juan Sebastián Verón pero con un gran trabajo colectivo, clasificar a la final de la Copa Libertadores, luego de vencer 2 a 1 Nacional de Montevideo.

Mauro Boselli marcó los dos goles del conjunto platense. Alexander Medina había establecido la transitoria igualdad para los uruguayos.

Estudiantes le ganó los dos partidos a Nacional: esta noche 2 a 1 y la semana pasada 1-0, con gol de Diego Galván, en La Plata.

El partido se jugó en el estadio Centenario, donde sólo hubo hinchas locales, con un buen arbitraje del paraguayo Carlos Torres.

Ahora Estudiantes jugará la final de la Copa Libertadores y su rival saldrá del choque entre los brasileños Cruzeiro y Gremio, protagonistas de la otra llave.

Estudiantes se paró en la cancha para jugar este partido como si fuera el viejo equipo de fines de los años ’60 y principios de los ’70.

La ausencia de Verón modificó la forma de jugar que venía mostrando el equipo de Alejandro Sabella. Y esa era la gran incógnita de cara al encuentro de esta noche ante Nacional.

Y desde el primer minuto del encuentro llegó la respuesta, porque el equipo platense salió a pelear el partido lejos de su arco, con fuerte presencia en el mediocampo, donde el reemplazante de Verón, el ex Racing Matías Sánchez, y Rodrigo Braña marcaron el ritmo del juego.

Los uruguayos jugaron todo el partido, los 90 minutos de juego, muy presionados, con mucho nerviosismo y encima el pésimo estado del campo de juego del estadio Centenario lo complicó más que a Estudiantes.

En los primeros 45 minutos el equipo local no pudo generar una sola chance de gol. Llegó a través de centros frontales, que provocaron que a Rolando Schiavi y a Leandro Desábato les salieran “chichones” de tanto rechazar la pelota con sus cabezas.

Para colmo, Sánchez y Braña se afianzaron más en el medio, crecieron Enzo Pérez y Leandro Benítez, provocando que el mediocampo de Estudiantes se hiciera dueño total del partido.

Con el correr de los minutos Estudiantes se fue animando a la contra pero no supo aprovechar las ventajas que dio el fondo de Nacional, sobre todo por el lado de Sebastián Coates.

Si Boselli en el primer tiempo hubiera estado fino y más atento, el equipo platense liquidaba en esta etapa esta historia. Pero el ex Boca luego se vengó.

Los últimos 15 minutos de la etapa inicial el conjunto uruguayo empujó a Estudiantes contra su arco, pero no tuvo fútbol ni ideas y por eso los argentinos no sufrieron.

Para el segundo tiempo Nacional, con el ingreso de Nicolás Lodeiro, quien reemplazó a un pálido Angel “Matute” Morales, amenazó con encontrar el fútbol que estaba necesitando, pero ese intento de reacción sólo duró un abrir y cerrar de ojos.

A los siete minutos del segundo tiempo llegó el gol de Boselli, quien aprovechó un error de Coates y un acierto de Gastón Fernández, y definió de manera perfecta ante la salida del arquero de Nacional.

Con el 1-0, Nacional pasó a estar obligado a ganar 3 a 1 para llegar a la final de la Copa Libertadores. Y si el partido se le hacía cuesta arriba cuando estaban igualando sin goles, más cuanto debía marcar tres.

De todos modos, los uruguayos fueron a buscar y provocaron varias situaciones de gol en el arco defendido por Mariano Andújar, pero también sufrían en cada contra, que Estudiantes, como en la primera parte, no supo aprovechar.

Cuando faltaban 15 minutos para finalizar el partido llegó el empate de Nacional, luego de que Medina encontrara en el borde del área chica una pelota picando y con un potente remate estableció el 1-1.

Entonces, el partido en su último cuarto de hora pasó a ser emocionante, porque con mucha vergüenza Nacional fue a buscar los dos goles que le faltaban y los argentinos cada vez que recuperaban la pelota tenían todo servido para liquidar esta semifinal.

En una de las últimas jugadas del partido Estudiantes pudo marcar otra vez, otra vez por intermedio de Boselli, para definir el partido, en forma justa y merecida.

Sin Verón esta noche Estudiantes tuvo sus pilares en la firmeza del fondo, el sacrificio de los volantes y la movilidad de sus delanteros. Con esos argumentos no sintió la ausencia de la “Brujita” y gracias a eso es finalista de la Copa Libertadores, algo que no ocurría en el club platense desde 1971.

Síntesis

Nacional:
Rodrigo Muñoz (7); Mauricio Victorino (6), Sebastián Coates (3) y Adrián Romero (5); Matías Rodríguez (5), Diego Arismendi (5), Oscar Morales (6) y Federico Domínguez (5); Angel Morales (5); Marcos Mondaini (5) y Alexander Medina (6). DT: Gerardo Pelusso.

Estudiantes: Mariano Andújar (7); Germán Ré (7), Rolando Schiavi (7), Leandro Desábato (7) y Juan Manuel Díaz (6); Enzo Pérez (7), Rodrigo Braña (8), Matías Sánchez (7) y Leandro Benítez (7); Gastón Fernández (7) y MAURO BOSELLI (9). DT: Alejandro Sabella.

Cambios en el segundo tiempo: en el inicio Nicolás Lodeiro (6) por Angel Morales (N), 15m Santiago García (5) por Domínguez (N), 23m Juan Salgueiro por Gastón Fernández (E) y Alvaro Fernández por Matías Rodríguez (N), 27m Diego Galván por Enzo Pérez (E) y 46m José Luis Calderón por Boselli (E).

Goles en el segundo tiempo: 7m y 46m Boselli (E) y 30m Medina (N).

Arbitro: Carlos Torres (Paraguay).

Estadio: Centenario, de Montevideo.
En Imágenes