Deportes

Fabiano aguarda su futuro tras una copa "de ensueño"

"Logré un buen promedio, de cinco goles en cinco partidos, y eso puede despertar el interés de los clubes", afirmó el delantero del Sevilla, tras festejar con sus compañeros el título en Copa Confederaciones.

Máximo artillero de la Copa Confederaciones de Sudáfrica y uno de los principales artífices del tercer título de la selección brasileña, el delantero Luis Fabiano festeja hoy un campeonato "de ensueño" y aguarda optimista lo que le traerá el futuro.

"Logré un buen promedio, de cinco goles en cinco partidos, y eso puede despertar el interés de los clubes", afirmó en tono esperanzado el "Fabuloso" en los primeros minutos de este lunes, tras festejar con sus compañeros la heroica remontada en la final ante Estados Unidos que le dio a Brasil su tercer título de la Copa Confederaciones.

Luis Fabiano fue el comandante de la reacción, al anotar los dos goles que llevaron a la "verdeamarela" a anular la ventaja de 2-0 construida por el "Team USA" en el primer tiempo y luego volcar el marcador con un tanto del capitán Lucio.

"El primer gol que hizo Luis Fabiano fue fundamental. Nos dio aliento y motivación, y al final logramos el resultado merecido", reconoció el astro Kaká, del Real Madrid, galardonado con el "Balón de Oro" de mejor jugador de la Copa Confederaciones.

Antes de que se iniciara la Copa Confederaciones, Luis Fabiano dejó en claro que, a los 29 años de edad, consideraba que había llegado el momento de otorgar un impulso más a su carrera, e inscribir su nombre entre los "grandes" del fútbol mundial.

Ese proyecto incluye el derecho a usar en Sudáfrica 2010 la camiseta número nueve de la selección brasileña que en los últimos tres Mundiales perteneció al "Fenómeno" Ronaldo y un contrato con un club de primerísima línea y de más visibilidad internacional que el Sevilla.

Al abandonar hoy el Ellis Park Stadium con una de las pelotas utilizadas en la final y con el "Botín de Oro" de máximo goleador de la Copa Confederaciones, el "Fabuloso" aseguraba que aún ignora si logrará alcanzar las metas que se fijó.

"Hasta el momento no hablé con nadie del Sevilla, ni tampoco con nadie de otro club. Hasta ahora soy del Sevilla. Voy a disfrutar mis vacaciones y luego volveré a España para presentarme a mi club. Dejaré que las cosas ocurran naturalmente. Quiero pensar primero en mis vacaciones, y luego en traspasos", expresó.

Sus planes inmediatos son más sencillos. Lo primero que hará al llegar a Brasil, mañana, es abrazar a sus dos hijas, Giovana y Gabriela, cuyos nombres lleva grabados en los botines y a quienes dedica todos los goles que marca.

"De este partido me estoy llevando una pelota y el Botín de Oro. Cuando llegue a mi casa, abrazaré a mis dos hijas y les enseñaré esos dos trofeos. La que agarre a uno primero se quedará con él como regalo", afirmó.

Además de los regalos, el artillero se lleva de Sudáfrica muchos recuerdos, buenos y malos: "El título fue el punto alto de este torneo. Pero ocurrieron sorpresas no tan buenas. Una de ellas fue el frío que hace acá. Jugué gripado prácticamente toda la semana. Uno oye hablar sobre África y no se imagina un clima de esos por acá. Otra cosa fueron incidentes, como la desaparición de dinero en algunas habitaciones de nuestro hotel".

Pero lo bueno claramente supera lo malo: "En lo que a mí se refiere, este campeonato fue de ensueño. La selección brasileña fue campeona y yo fui el artillero. No podría esperar nada mejor".
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|23:17
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|23:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic