Deportes

Mosley desea que Todt sea su sucesor como presidente de FIA

El presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), Max Mosley, desea que su sucesor sea el antiguo jefe de equipo de Ferrari Jean Todt.

Así lo asegura hoy el dominical inglés "The Sunday Times".  El francés Todt se fue de la "scuderia" en marzo después de 16 años y es considerado amigo íntimo de Mosley.

De ser sustituido en la presidencia por Todt, Mosley podría asegurarse así influencia en la Fórmula 1 en contra de la voluntad de los equipos.

Tras el acuerdo de paz de la semana pasada en la controversia con la FIA, los equipos nucleados en la FOTA pidieron un "candidato independiente" para suceder al frente del organismo a Mosley, que en principio anunció que no volverá a presentarse en octubre.

"El enojo de Max Mosley aboca a la Fórmula 1 al filo de la navaja", previno hoy el diario "The Indpendent".

"No corresponde a mi manera de ser el eludir la lucha", amenazó Mosley este fin de semana. Sólo hace cuatro días, el pasado miércoles, el jefe de la FIA y la Asociación de equipos FOTA pusieron fin a su conflito de meses.

Cuando Mosley aseguró que en octubre no se presentaría de nuevo a la elección de presidente, los equipos rebeldes renunciaron por su parte a una competición alternativa a la Fórmula 1.

Pero con furiosas cartas al jefe de Ferrari, Luca di Montezemolo, y a la FIA, Mosley puso de nuevo en peligro el compromiso. Di Montezemolo reaccionó molesto. "Debe ponerse fin a la polémica porque amamos la Fórmula 1", exigió el italiano en la página web de Ferrari.

Pero el presidente de la FIA no quiere abandonar el escenario sin más ni más. Enojado de que la FOTA se sienta vencedora en la disputa sobre el límite de presupuesto, Mosley, de 69 años, puso de nuevo en tela de juicio el acuerdo.

"Han cometido el error de bailar ante mi tumba antes de que esté bajo tierra", citan hoy a Mosley los medios de comunicación británicos.

Mosley tiene la clara intención de irse, pero se deja abierta un puerta trasera. "Si se da un gran conflicto con la industria del automóvil -por ejemplo con los equipos FOTA- entonces seguiré", dijo Mosley.

Pero aun cuando el jefe de la FIA se retire en octubre tras su cuarto mandato, al parecer quiere seguir tirando de los hilos. Con el francés Todt, Mosley ha encontrado probablemente el adecuado testaferro.

Todt, de 63 años, bajo cuya dirección Michael Schumacher conquistó en Ferrari cinco de sus siete títulos de campeón del mundo, se fue enojado de Ferrari en marzo después de 16 años y es considerado adversario de Di Montezemolo.

En su calidad de jefe de una organización de utilidad pública que se dedica al desarrollo de tecnologías de seguridad en el auto, Todt mantiene estrechos contactos con la FIA y Mosley.

"Mosley quiere alguien que prosiga su trabajo. Que pueda ser manipulado por él y todos nosotros sabemos de quién se trata", citó el "The Sunday Times" a una persona de círculos bien informados de la Fórmula 1.

Con ello se esfuma la esperanza de la FOTA de que la era Mosley termine de modo rápido y sin revuelo. Los equipos planeaban ya dentro de dos semanas, con ocasion del Gran Premio de Alemania en Nürburgring, reunirse con el dirigente de la FIA Michael Boeri, que habían elegido como interlocutor principal para la Fórmula 1 en lugar de Mosley.

Pero con su nueva ofensiva, Mosley ha trastocado los planes de Ferrari y los demás equipos.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|23:18
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|23:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic