Deportes

Con la garra del final, los Springboks vencieron a los Lions

En un partido emotivo en el cual prevaleció la dureza física, los Springboks rescataron el triunfo y se llevaron la serie 28 - 25, gracias a un penal en tiempo cumplido de Morné Steyn.

El encuentro arrancó con una intensidad y una carga emocional tremenda. Muchos salieron a tomarse revancha personal del primer partido y los golpes y el contacto extra no faltaron en cada jugada.

Con mucho picante, Schalk Burger se hizo protagonista a los 35 segundos. Pero no por algo bueno, sino por un piquete de ojos que lo puso en el sin bin en seguida.

Los Lions, que salieron decididos desde el vestuario, le sacaron máximo provecho a la ventaja. Pronto llegaron un penal de Stephen Jones y el try de Rob Kearney para dejar las cosas 10-0.

Y como si Burger hubiese sido fundamental para los Boks, cuando reingresó, y gracias a un line, el local se anotó en el marcador con el try de Pietersen.

Pero esta vez, el primer tiempo sería para los británicos, que hicieron mejor las cosas en las situaciones de post-tackle y recuperaron muchas pelotas. El penal y el drop de Jones aumentaron la diferencia. Sólo el larguíiiiiiiisimo envío del fullback Steyn le permitió a Sudáfrica descontar y dejar las cosas 16-8 en el descanso.

El rigor físico -en muchas situaciones cambiaron golpes por tackles- que demandó el desarrollo le terminó costando caro a los Lions, que tuvieron que sacar de la cancha a Adam Jones y a Gethin Jenkins, los dos pilares. Por otro lado, el scrum dejó de disputarse, lo cual fue un alivio para los británicos, que sufrieron en esa formación en el primer encuentro de la serie.

El apertura Ruan Pienaar fue el primero que tuvo chances de mover el tanteador en el complemento, pero no tuvo puntería cuando le tocó mirar a los palos. En cambio, a los 59 minutos, Stephen Jones sí lo hizo y amplió aún más la ventaja para los visitantes.

Poco después, cuando el partido parecía dormirse por las interrupciones, los cambios y les lesionados, de un line Fourie du Preez le dejó la pelota colgadita a Bryan Habana por el centro de la cancha y el wing se filtró en la defensa para apoyar. La conversión de Steyn revivió los ánimos y dejó las cosas 19-15 para los de rojo.

El envión le dio a los Boks nuevos bríos y el trámite ganó en emoción nuevamente. Morné Steyn, que reemplazó a Pienaar, descontó con un penal, aunque poco después Jones canceló con otro kick.

A los 73 minutos una corajeada de Jaque Fourie -se bancó dos Lions colgados tratando de sacarlo de la cancha- pegado a la línea de touch obligó a la primera participación del TMO, que convalidó el try que dio vuelta el partido. El golazo de Morné dejó las cosas 25-22 a favor de Sudáfrica.

El empate llegó tras el enésimo tackle peligroso del encuentro -esta vez fue Andries Bekker-, por medio de Jones. La gentileza la devolvió Ronan O'Gara, que cargó en el aire a un rival atrás de mitad de cancha y le entregó la chance a Morné Steyn sin tiempo en el reloj.

Con todo el suspenso, y un tremendo kick, el jugador de los Bulls, clavó un penalazo espectacular para darle a los Springboks la segunda victoria y la serie por 28-25.

El próximo encuentro, ya una formalidad, será el 4 de julio en el Coca-Cola Park. Los Lions se volverán a casa con cinco triunfos y un empate en los partidos de entre semana, pero sin la serie.
Opiniones (0)
8 de Diciembre de 2016|20:43
1
ERROR
8 de Diciembre de 2016|20:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic